Diabetes: detectan signos del tipo 2 en chicos de hasta ocho años y lo vinculan con la obesidad

 
EXTRACTO GRATUITO

BARCELONA.- Walther Jensen es un hombre danés de apariencia atlética, gesto sonriente y conversación animada. "Un día fui al médico -cuenta, durante una de las actividades organizadas en el marco de la Reunión Anual de la Asociación Europea de Diabetes, que acaba de finalizar en esta ciudad- y quince minutos más tarde era un paciente con una enfermedad crónica de la que no sabía nada, solo que mi mamá la había padecido. El médico me mandó a la farmacia con una larga lista de medicamentos".Ese día, Jensen descubrió que padecía diabetes tipo 2 cuando ya tenía varias décadas de vida, pero un estudio británico que se presentó durante el congreso, al que LA NACION asistió invitada por el laboratorio Novo Nordisk, trajo noticias aún más preocupantes: investigadores de la Universidad de Bristol detectaron signos tempranos de esta patología (caracterizada por niveles altos de glucosa en la sangre debido principalmente a la imposibilidad de las células de utilizar la insulina) en chicos de hasta ocho años.Aunque el trabajo se realizó en el Reino Unido y los investigadores aclararon que no se trataba de un estudio clínico, sino de riesgo, especialistas argentinos confirman que estos casos ya se están detectando en el país. "Nosotros tenemos registros de prediabetes o diabetes tipo 2 después de los 10 o 12 años -destaca Olga Ramos, pediatra, especialista en nutrición y diabetes del Hospital Pedro de Elizalde-. Antes pensábamos que la tipo 1 (la más habitual en la niñez, en la que el páncreas directamente no produce insulina) era peor, pero ahora nos dimos cuenta de que la tipo 2 es muy, muy preocupante". Según explica la especialista, del 100% de los chicos con diabetes, el 90% presenta el tipo 1; un 8%, el tipo 2, y un 2% tiene hiperglucemias por otras causas."El tipo 1 no se puede evitar; en cambio, el tipo 2, sí. Está vinculado con la obesidad -explica Ramos-. En el hospital, hasta 1990 no los reconocíamos. Un estudio realizado en los tres hospitales pediátricos de la ciudad, el Elizalde, el Gutiérrez y el Garrahan, mostró que en niños obesos sin síntomas, entre el 1 y el 2% la padecen. Se pudo ver que hay una diferencia notable entre el niño y el adulto: en estudios con medicación y cambios en el estilo de vida, a los cinco años una gran parte comienza a necesitar insulina. El adolescente 'quema etapas', las hormonas de crecimiento aceleran el proceso".Otro trabajo dado a conocer en el mismo congreso, pero esta vez realizado por científicos de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA