Diálogo interreligioso, un ejemplo para el mundo

La confirmación del Santo Padre de su viaje a Tierra Santa para mayo próximo, hecha en la reciente entrevista concedida al diario italiano Corriere della Sera, es una prueba más de que Francisco privilegia para su actual tarea pastoral el diálogo interreligioso. En realidad, no es nada muy distinto de lo que hacía cuando era arzobispo de Buenos Aires, aunque en esa época esto pasara más inadvertido para la sociedad y, sobre todo, para muchos dirigentes políticos argentinos.

"El camino de la unidad implica sobre todo caminar y trabajar juntos", no se cansa de repetir Francisco, con éstas u otras palabras semejantes. Y como buen pastor que es enseña con el ejemplo. Lo saben todos los participantes de las reuniones hechas ya desde el comienzo de su papado -una actitud que también tuvo su antecesor, Benedicto XVI- con representantes de confesiones cristianas y representantes judíos y musulmanes ante los que se comprometió a continuar el camino del acercamiento interreligioso, promesa que ha ido cumpliendo en todo este tiempo que lleva como Papa.

El ejemplo más reciente fue cuando, a fines de febrero pasado, en la residencia de Santa Marta en la que se aloja Su Santidad, recibió al grupo de los 45 argentinos que habían participado de un inédito viaje interreligioso a Tierra Santa.

Identificados con las tres principales confesiones -católica, judía y musulmana-, y con el ánimo de mostrar al mundo esta vocación aperturista, nuestros compatriotas fueron a una de las zonas más conflictivas del mundo a llevar un mensaje de paz y armonía, las que reinaron entre ellos durante todo el viaje.

Organizado por el Instituto del Diálogo Interreligioso de la Argentina, que presiden el rabino Daniel Goldman, el islámico Omar Aboud y el sacerdote católico Guillermo Marcó, este peregrinaje llevó a otras tierras un producto genuino de la argentinidad, esa que tan bien puede representarnos afuera y que tantas veces nos olvidamos de destacar puertas adentro de nuestro propio país.

La delegación incluyó a representantes de comunidades religiosas, pero también a empresarios y dirigentes políticos de distintas líneas ideológicas. Sin embargo, esta vez esa diversidad demostró la riqueza que puede lograrse cuando el objetivo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR