Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 13 de Diciembre de 2016, expediente CIV 015192/2011

Fecha de Resolución13 de Diciembre de 2016
EmisorCamara Civil - Sala D

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D “DI STASI Eduardo c/ CONS. DE PROP. HUMBERTO PRIMO 2366 s/ daños y perjuicios” Exp. 15192/2011 En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de diciembre de dos mil dieciséis, reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil, S. “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados “DI STASI Eduardo c/ CONS.

DE PROP. HUMBERTO PRIMO 2366 s/ daños y perjuicios”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores O.O.Á., P.B. y A.M.B. de S..

A la cuestión propuesta el doctor O.O.Á., dijo:

I - Por sentencia obrante a fs. 283/286 se admitió la demanda por daños y perjuicios promovida por el actor, y en consecuencia se condenó al consorcio accionado a realizar las tareas que permitan el fácil acceso y consecuente mantenimiento de las piletas de piso, como también la construcción de antecámaras para materializar los trabajos de cañerías y piletas de piso, del patio común, eliminando toda precarización existente y ponerlo todo conforme a lo consagrado en el plano original, dentro del plazo de treinta días, con costas al vencido.

Por último se regularon los honorarios de los profesionales intervinientes.

Fecha de firma: 13/12/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #13714535#168796127#20161213090717135 Apelaron las partes. La actora fundó sus quejas a fojas 308/310, cuestiona la errónea valoración de la prueba obrante en autos respecto a los gastos de reparación que efectuó su parte. También controvierte el rechazo resuelto en el fallo de grado, a los reclamos efectuados por pérdida de alquileres y daño moral.

Por su parte el consorcio accionado presentó sus agravios a fojas 312/313 y plantea la nulidad del decisorio en crisis por no haber tratado – según sus dichos- la cuestión esencial que es la excepción de falta de legitimación activa opuesta oportunamente como defensa.

II – 1) La insuficiencia recursiva invocada En el responde de vilipendios de fojas 318/319 la demandada solicita la deserción del recurso interpuesto por la accionante, toda vez que –dice- no se ha formulado una crítica concreta y razonada de las partes del fallo que se estiman equivocadas.

El artículo 265 del CPCC dispone que el escrito de expresión de agravios debe contener la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considere equivocadas. "Crítica concreta se refiere a la precisión de la impugnación, señalándose el agravio; lo de razonada alude a los fundamentos, bases y sustanciaciones del recurso. Razonamiento coherente que demuestre, a la vez, el desacierto de los conceptos contenidos en la sentencia que se impugna" (conf. esta S. in re "Micromar S.A. de Transportes c/

MCBA s/ ds. y ps." del 12-09-79, E. 86-442, entre otros).

A la luz de lo expuesto, teniendo especialmente presente el apego de la Sala a considerar los recursos -aún en caso de duda- en razón del principio superior de defensa en juicio, estimo que los agravios expresados por la actora cumplen con el imperativo legal (art. 265 del CPCC); propongo entonces rechazar dicho reclamo.

III - 2) Nulidad Fecha de firma: 13/12/2016 Firmado por: B.P. BRILLA DE S.A.M.R.O.O.Á., JUECES DE CAMARA #13714535#168796127#20161213090717135 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D En relación al pedido de nulidad de la sentencia apelada, esta S. ha decidido reiteradamente que queda fuera del objeto del recurso de nulidad la revisión de un pronunciamiento que se estime equivocado o injusto -error in iudicando-, pues dicho recurso se limita a la “invalidación” de una sentencia por la configuración de los defectos que atañen a su validez formal –que no es el supuesto del sub lite- (conf. CNCivil, S. “A”, in re “Vega, L.N. c/G., R.R. y otro s/ sumario” del 16-02-94).

En este sentido, la nulidad del fallo sólo procede cuando aquél adolece de vicios o defectos de forma que lo descalifican como acto jurisdiccional válido, es decir, cuando no se ha dictado con sujeción a los requisitos de tiempo, lugar y forma prescriptos por la ley adjetiva (arts. 34, inc. 4°, 163 y 253 del CPCC), más no en la hipótesis de errores in iudicando que pueden ser reparados por el recurso de apelación en el que el Tribunal de Alzada puede examinar los hechos y el derecho con plena jurisdicción (conf. CNCivil, S.I., in re “B. de C., N.E. c/K., S.E. s/

desalojo” del 06-05-94).

Por lo expuesto propicio el rechazo de la nulidad articulada.

II- 3) Excepción de falta de legitimación activa Como adelantara, el consorcio demandado cuestiona el fallo de grado, en punto a que el sentenciante omitió tratar la defensa opuesta oportunamente por su parte.

En primer lugar diré que la legitimación procesal o legitimación en causa es la consideración especial en que tiene la ley, dentro de cada litigio, a las personas que se hallan en una determinada relación con el objeto del pleito, y en virtud de la cual exige, para que la pretensión procesal...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR