Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 5 de Junio de 2018, expediente CNT 005680/2014/CA001

Fecha de Resolución 5 de Junio de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 112 468 EXPEDIENTE NRO.: 5680/2014 AUTOS: DI GIACOMO, M. (5) c/ ASOCIACION CIVIL CLUB ATLETICO CHACARITA JUNIORS s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 5 de Junio del 2018, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. G.A.G. dijo:

Contra la sentencia de primera instancia que hizo lugar parcialmente a la acción incoada –fs. 178/81- se alzan la parte actora y la accionada a tenor de los memoriales obrantes a fs. 182/88 y 190/92, respectivamente. La representación y patrocinio letrado de la parte actora apela los honorarios que le fueron regulados, por reputarlos reducidos.

La demandante se queja por la falta de pronunciamiento respecto del reclamo por horas extraordinarias que reputa laboradas y no abonadas. Asimismo, critica la entidad de la remuneración que tuvo por acreditada el sentenciante de grado, la reducción, conf. art. 16 de la ley 24.013, de la indemnización que prevé el art. 15 de dicha norma, la aplicación de astreintes por 30 días ante la eventual falta de entrega de los certificados que dispone el art. 80 de la LCT y la posibilidad de que el juez expida el certificado de trabajo.

La accionada critica que no se tuviera por acreditado el abandono de trabajo, y que se dispusiera la procedencia de la acción por despido con las consecuentes indemnizaciones legales. Cuestiona que se tuviera por cierta la fecha de inicio denunciada y aduce que la relación se encontraba registrada debidamente, sin que existan a su juicio elementos suficientes que permitan hacer lugar a este reclamo. Apela la condena al pago de las indemnizaciones de la ley 24.013 y 25.323.

Finalmente, cuestiona la imposición de las costas en la forma decidida en grado y los honorarios regulados a los profesionales intervinientes, que reputa elevados.

En esta causa el Judicante de primera instancia hizo lugar a la acción por despido y, para así decidir, fundó sus conclusiones considerando, en relación al distracto, que: “La accionada alega que lo hizo el 5/1/2013 mas ninguna prueba arrima de ello, es más ni siquiera acompaña el mismo por lo que no cabe tenerlo Fecha de firma: 05/06/2018 por acreditado. Es por ello que no cabe más que considerar que el distracto se concretó

Alta en sistema: 18/06/2018 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara #20679698#208129851#20180607121550943 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II por medio de la misiva enviada el 11/1/2013. En efecto, la actora en su escrito de demanda afirma que luego de la intimación realizada el día 8 de enero de 2013… recibió

el 11 de enero de 2013 la carta documento obrante a fs. 24 donde rechazaban su pretensión de regularizar la relación laboral y le ratificaban que había sido despedida el 5 de enero de 2013 por despido alegando la falta de voluntad de la accionante al reincorporarse a su puesto de trabajo.”.

Al respecto, advierto que el primer agravio de la accionada referido a la procedencia de la acción no puede tener favorable andamiento, pues no rebate el fundamento medular del magistrado a quo en cuanto a la falta de acreditación de la misma que la demandada dijo remitir el 5 de enero de 2013.

En efecto, se encuentra acreditada la intimación de la actora del 8 de enero dirigida a que se regularizara su contrato de trabajo, epístola en la que, además, hizo referencia a su situación de salud con licencia hasta el 15/01, a lo cual la accionada respondió el 11 de enero remitiéndose a un despido por abandono de trabajo del 05/01, cuya notificación, como acertadamente indicó el Judicante grado, no fue acreditada –ver intercambio telegráfico de fs. 21/28 y 83/92-.

Ello, por cuanto, para que se encuentre configurada la situación de abandono de trabajo contemplada en el art. 244 de la LCT, es requisito ineludible la convergencia de dos elementos: uno de tipo objetivo, o sea la no concurrencia al trabajo, y el otro de tipo subjetivo, es decir, que la intención del trabajador sea no reintegrarse a sus tareas, porque no toda ausencia refleja la existencia de dicho elemento subjetivo.

Del intercambio telegráfico ocurrido no puede afirmarse que haya existido la intención del demandante de abandonar su trabajo, pues no se discute en la jurisprudencia y la doctrina que el abandono requiere por parte del dependiente una conducta de clara e inequívoca voluntad de abandono del empleo, circunstancia que no se configura cuando no hay decisión de desertar y las partes están intercambiando notificaciones que evidencian, como en el subexámine, que el trabajador no perseguía dejar su trabajo.

Toda vez que la accionada no rebatió el fundamento central en torno a la falta de prueba del despido invocado por la empleadora de fecha 5 de enero de 2013, al mismo tiempo que se encuentra acreditado el intercambio telegráfico referido ut supra, del que claramente se desprende que la trabajadora no tenía intención de desertar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR