Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 19 de Septiembre de 2017, expediente CNT 042579/2013/CA001

Fecha de Resolución19 de Septiembre de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA Nº: 111160 SALA II EXPEDIENTE Nº: 42579/2013 (JUZG. Nº 73)

AUTOS: "DEVOTO, L.J. c/ DIANTI, R.A. Y OTRO s/

DESPIDO”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, el 19 de Septiembre del 2017, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

El Dr. M.Á.M. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia que hizo lugar parcialmente al reclamo incoado (fs. 243/250) se alzan el actor y el codemandado R.A.D., a tenor de los memoriales obrantes a fs. 256/258 y fs. 253/255, respectivamente, con réplica del accionante (fs. 263/264) y de ambos coaccionados (fs.

    266/269). A su turno, la perito contadora apeló los honorarios que fueron regulados en su favor, por considerarlos bajos (fs. 251).

    Al fundamentar el recurso, la parte actora se agravia porque la Sra. Juez a quo rechazó su reclamo sobre los días feriados y las horas extra. Cuestiona también que se haya rechazado la demanda contra el codemandado Á.A.D. y solicita que, de confirmarse su rechazo, las costas por dicha acción sean impuestas por su orden. A su vez, su representación letrada recurrió los emolumentos que le fueron fijados, por estimarlos exiguos.

    El codemandado R.A.D. se queja porque la magistrada de sede anterior viabilizó el reclamo sobre diferencias salariales e hizo lugar a la pretensión fundada en el art. 80 LCT. También recurre la forma en que fueron impuestas las costas.

  2. Razones de orden metodológico me llevan a dar liminar tratamiento a la queja que vierte el demandado R.A.D. en tanto la judicante de anterior instancia hizo lugar a la pretensión basada en diferencias salariales.

    Anticipo que el recurso de dicho codemandado, en lo que atañe al agravio ahora en análisis, no reúne el requisito de admisibilidad formal que establece el art. 116 de la L.O.

    Nótese que el recurrente ciñe el agravio a indicar: “…

    Observe V.E. la contradicción entre el criterio aplicado por el Sr. Juez de Primera Fecha de firma: 19/09/2017 Alta en sistema: 10/10/2017 Firmado por: G.A.G., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20057184#188395182#20170921074324923 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II Instancia en cuanto al otorgamiento al pretensor de las diferencias salariales por entender que se trataba de una jornada completa y la desestimación de las horas extras, ambos rubros haciendo referencia a las declaraciones testimoniales… Por ello, esta parte se pregunta qué diferencia hay entre los dos casos si a la solución de ambos se llega por la misma vía probatoria donde para el primer caso se hace lugar el rubro jornada laboral y para el segundo caso se desestiman las horas extras… no concuerdo de que es la demandada quien tiene que probar la jornada cuando en realidad quien alegó

    trabajar jornada completa es el actor y no lo logró acreditar.” (ver fs. 253vta./254).

    Al respecto, no resulta ocioso señalar que la jurisprudencia con la que coincido ha determinado que no reúne las exigencias del art. 116 el escrito de expresión de agravios que trasunta exclusivamente una mera disidencia con la forma en que el sentenciante ha analizado las constancias probatorias de la causa (CNAT, S.V., del 11/07/96 "Alvarado c/Metrovías, DT 1997- A 317) o una simple disconformidad con lo resuelto (CNAT, S.I., del 20/02/97 "Nodar c/Agrocom S.A." DT 1997- B-1376, entre otros).

    E.C.J.C. que la expresión de agravios establece el alcance concreto del recurso y fija la materia reexaminable por el ad quem en las cuestiones de hecho y de derecho sometidas a la decisión del juez de primera instancia que sean cuestionadas (conf. arg. arts. 271 y 277 CPCCN). Su blanco es la sentencia respecto de la cual debe formularse una crítica frontal, concreta y argumentada tratando de demostrar los errores que se atribuyen al a quo en el ámbito en que se hayan cometido. En tal sentido, dicho tratadista enfatiza que, de la misma manera que la sentencia, la expresión de agravios que ha de controvertirla debe observar a su turno los principios de plenitud y congruencia (conf. C.J.C., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación –anotado y comentado- Abeledo-Perrot, Bs. As. 1975, T.I., págs. 445 y stes.).

    Lejos de ello, el apelante efectúa consideraciones respecto del caso utilizando argumentos meramente subjetivos; pero, definitivamente, no impugna los argumentos de la magistrada de origen que la llevaron a concluir que quien tenía la carga de probar el tiempo de duración de la jornada de trabajo era la parte demandada, y que, no probada la jornada reducida invocada por aquélla, debe tenerse por acreditado que el actor cumplió el horario correspondiente a la jornada completa.

    En efecto, la sentenciante, para así decidir, no se basó en las probanzas testimoniales –como indica el recurrente-, sino que entendió: “Con respecto a la pretensión de las diferencias salariales fundada en la registración...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR