Tras devaluar, el Gobierno permitió a los bancos ganar $ 9737 millones

 
EXTRACTO GRATUITO

La devaluación del peso, que aceleró la y amenaza seriamente el poder adquisitivo de los trabajadores, no fue mala para todos: sólo en enero pasado, los bancos se beneficiaron con una ganancia extraordinaria, de casi 10.000 millones de pesos. Lo peor es que el Gobierno tenía a mano una herramienta para evitarlo, pero sólo recurrió a ella en febrero, después del , aprovechado al máximo por las entidades bancarias.La cifra exacta, de 9737 millones de pesos, corresponde a lo que ganaron los bancos por "diferencias de cotización" solamente en enero de 2014. Representa el 73 por ciento de lo que obtuvieron por el mismo concepto en todo 2013, y equivale también a un tercio de las ganancias totales de los bancos durante todo el año pasado, que fue de 29.169 millones de pesos, según datos oficiales.Esta última cifra significó, a la vez, un incremento del 50 por ciento respecto de lo que las entidades financieras habían ganado en 2012, confirmando a los bancos como los grandes ganadores de la última década.¿Cómo se explica el beneficio extraordinario de enero? Antes de la devaluación, los bancos tenían en moneda extranjera más de dos tercios de sus activos o, en términos técnicos, de su Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC). Pudieron llegar a ese nivel porque desde 2005 estaba suspendida una resolución dictada en 2003 que fijaba un límite para la tenencia de moneda extranjera del 30 por ciento del RPC. El Banco Central sólo enmendó el error el 4 de febrero pasado, al levantar la suspensión de la medida.Eso obligó a los bancos a desprenderse del excedente de moneda extranjera, unos 3500 millones de dólares, lo que resultó clave para descomprimir las tensiones sobre el tipo de cambio y lograr estabilidad. Pero para entonces el dólar ya no costaba $ 6, como antes de la devaluación, sino $ 8.La situación quedó expuesta durante el informe que brindó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en la Cámara de Diputados, el 3 de este mes. Martín Lousteau, diputado de UNEN y ex ministro de Economía, le echó los números en cara al funcionario, que terminó reconociendo la responsabilidad del Gobierno.-¿Por qué el orden fue primero devaluar y después volver a la normativa que en su momento sancionamos en el Banco Central?, preguntó Lousteau.-Cuando se observó el proceso de evolución desde el punto de vista del tipo de cambio como consecuencia de acciones de carácter especulativo -respondió, a su estilo, Capitanich-, claramente advertimos la no aplicación de esta norma...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA