Antes de la devaluación, en abril crecieron la actividad industrial y la construcción

 
EXTRACTO GRATUITO

El crecimiento económico que se esperaba para este año, antes de la crisis cambiaria, se vio reflejado en los buenos índices de abril de la actividad industrial y del sector de la construcción, que crecieron de forma interanual un 3,4% y un 14%, respectivamente, según informó ayer el Indec. Sin embargo, las estimaciones para los próximos meses no muestran un escenario claro, ya que, si bien los sectores van a estar afectados por la volatilidad de los mercados, la brusca devaluación del peso y la suba de las tasas de interés, la mayor demanda de autos de Brasil y el impulso que tuvo la actividad de la construcción en 2017 permitirían que los dos motores continúen traccionando la actividad.

El organismo que conduce Jorge Todesca difundió ayer los índices del Estimador Mensual Industrial (EMI) y del Indicador Sintético de la Actividad en la Construcción (ISAC), que presentaron en el primer cuatrimestre del año incrementos interanuales de 3,1% y 14,2%, respectivamente.

"Los tres grandes pilares del crecimiento de la actividad industrial fueron el sector automotor (27,2%), las metálicas básicas (20,2%), sobre todo la producción de acero, y los productos minerales no metálicos (11%), que son insumos de la construcción. Los tres motores fueron constantes durante los primeros cuatro meses del año", explica Gabriel Caamaño, socio y economista jefe de la consultora Ledesma.

En cuanto a la industria alimentaria, que tiene un peso importante en la industria en general, en abril creció un 2,9% interanual, a pesar del impacto de la sequía en el campo.

"La industria alimentaria, que en marzo sufrió una desaceleración del 1%, tuvo un muy buen crecimiento gracias al impulso de las carnes rojas (20,3%), que es carne vacuna, y ayudó a compensar el número negativo de la molienda de cereales y oleaginosas, que sigue afectada por la sequía y tuvo una desaceleración de 10,5%", agregó Caamaño.

La industria automotriz, por otra parte, sigue siendo el motor principal de la economía, que se ve traccionado por el crecimiento económico de Brasil. Según datos difundidos por la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), la cantidad de unidades producidas mostró un incremento interanual de 43,4% en abril. En materia de exportaciones, presentaron subas de 70,8% en abril y de 129,7% en el acumulado del primer cuatrimestre.

"La industria argentina está muy traccionada por Brasil y la demanda va a continuar. El otro pilar que impulsa la economía es la construcción, que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA