La deuda con importadores subió a US$ 8106 millones en el primer semestre

 
EXTRACTO GRATUITO

En tiempos de atraso cambiario, los dólares ya no alcanzan. Y cada vez más cerca de octubre, el Gobierno sigue dando prioridad al veranito financiero -que subsidia el ahorro y los viajes de la clase media mediante un dólar barato- por sobre la producción y el empleo.

Toda decisión económica tiene sus consecuencias: en el primer semestre, con limitado acceso al mercado único de cambios, la deuda de las empresas con sus proveedores del exterior llegó a los US$ 8106 millones.

Se trata, según calculó la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) con datos del cuestionado Indec, de un incremento de 65,2% en ese pasivo, en comparación con la deuda que el sector importador reflejaba a fines de 2014. El aumento es de un 17,9% con relación a la deuda del primer trimestre del año, cuando sumaba 6874 millones de dólares.

La información se difundió ayer, después de que, la semana pasada, el Banco Central (BCRA), entidad que valida la venta de dólares para importaciones, cerró en un 30% el acceso a las divisas para estas operaciones. "Nos cortaron el acceso al MULC (mercado único y libre de cambios) para giro comercial, e inversiones un 30% desde el lunes pasado. A todo el sector", informaron en una automotriz, uno de los sectores que más sufren la falta de divisas.

En el BCRA cuestionaron la información que brindaron los importadores. "En 2015 aumentamos significativamente los pagos de importaciones respecto de 2014", afirmó a LA NACION Alejandro Vanoli, presidente de la entidad. "Duplicamos los montos para los autos y para la industria de Tierra del Fuego, y casi duplicamos a los demás sectores", agregó el funcionario, que precisó que la primera suba fue a fin del año pasado y la segunda, en marzo, junio y julio.

De acuerdo con el documento que elaboró la CIRA, durante los primeros seis meses del año se informaron importaciones realizadas (despachos) por US$ 28.978 millones, mientras que los pagos registrados fueron por US$ 25.711 millones. La divergencia entre embarques y pagos generó un incremento del stock de deuda por importaciones ya ingresadas al país, que actualmente suma US$ 8106 millones, US$ 1232 millones más que el acumulado al primer trimestre del año y casi 3200 millones más que a fines de 2014.

Crédito en problemas

"Cabe hacer notar que durante junio la deuda parecía haberse estabilizado, disminuyendo así su ritmo de crecimiento", estimaron los técnicos de la CIRA. "A futuro habrá que monitorear la evolución de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA