Detienen en Uruguay a otro gremialista, investigado por lavado de dinero

 
EXTRACTO GRATUITO

La Navidad llegó con una mala noticia para el sindicalista Marcelo Balcedo. Se enteró en su lujosa chacra cercana a Piriápolis de que el juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, había ordenado su captura al considerarlo presunto responsable de lavado de dinero y evasión impositiva a través del gremio que encabeza y agrupa a un sector minoritario de docentes y de preceptores bonaerenses. Había viajado a Uruguay en un avión privado para pasar las fiestas de fin de año y cuando la Justicia pidió su detención decidió no volver.

Ayer, Balcedo, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), uno de los gremialistas más importantes de La Plata junto con Juan Pablo "Pata" Medina, de la Uocra, fue detenido junto con su esposa en una lujosa mansión de Cerro del Burro, cerca de Playa Verde, a 40 kilómetros de Punta del Este.

Si bien tenía bajo perfil, Balcedo era un hombre poderoso en La Plata: además de su cargo sindical posee al menos tres medios de comunicación: un diario, una revista y una radio. Fue el segundo gremialista de peso en la capital provincial en ser detenido en tres meses. En septiembre pasado había sido apresado el "Pata" Medina por delitos similares a los que se le atribuyen ahora al líder del Soeme.

Tanto Medina como Balcedo siguieron el mismo camino que Omar "Caballo" Suárez, ex secretario general del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), apresado el año pasado.

Los investigadores de Interpol y de la policía uruguaya llegaron hasta la mansión de Balcedo alertados por la Gendarmería y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de la Argentina, que obtuvieron las pruebas en las que se fundó la orden de detención dictada por la Justicia Federal de La Plata.

Luego de apresar a Balcedo y a su esposa, Paola Fiege, los detectives de Interpol revisaron la mansión y secuestraron tres armas de guerra, US$500.000 en efectivo -estaban guardados en una caja fuerte- y 14 vehículos de alta gama valuados en más de dos millones de dólares, entre ellos, un Mercedes-Benz edición McLaren, una Ferrari y un Porsche. Excepto el Porsche, cuya propietaria es la mujer de Balcedo, ninguno de los otros 13 vehículos está a nombre del sindicalista o de su esposa.

Además de los dólares y de los autos, los efectivos de Interpol secuestraron una pistola Glock 9 mm con un kit para convertirla en una ametralladora; un revólver .38, y un fusil réplica del AR 15, calibre 22, con una gran cantidad de municiones.

La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA