Después de la entrevista, viajó a EE.UU.

WASHINGTON.- Es mucho más que una tradición. Tarde o temprano, lo que refiere al ex espía de la SIDE toca a la administración norteamericana y se convierte en una de las cuestiones tanto de la vida del ex agente como de los gobiernos argentinos en su trato con el poder en esta ciudad. Eso al menos es algo que bien sabe la ex presidenta , que hasta usó el foro de las Naciones Unidas para denunciar que el gobierno de "protegía" al ex agente.

En el largo discurso con el que se despidió de ese foro, en septiembre pasado, primero denunció la "protección" de Stiuso, que la tenía obsesionada, y luego, párrafos más adelante, bajó el tono y pidió a Obama que la ayudara a encontrarlo.

En los meses transcurridos desde entonces, la administración de Estados Unidos no dijo nada oficial al respecto. "No comentamos sobre la situación de las personas que piden asilo", fue una de las explicaciones recogidas.

Café de por medio, cara a cara con LA NACION en un bar de Buenos Aires, el propio Stiuso se refirió a lo que pasó en esos meses en que Cristina Kirchner pedía ayuda a Washington para encontrarlo. Hasta febrero pasado, cuando regresó al país, estuvo "en los Estados Unidos con asilo", una protección que dijo haber obtenido "por todas las amenazas que recibimos tanto mi familia como yo. Amenazas de muerte", subrayó. Si la ex presidenta lo leyó, es posible que se haya atragantado. Por lo pronto, una vez más, la administración norteamericana volvió a guardar silencio cuando, ayer, la nacion quiso hacer consultas al respecto.

De acuerdo con la norma internacional, el asilo "es un derecho que ampara los derechos humanos y del que puede disfrutar cualquier persona fuera de su país de origen en caso de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba