Despido sin causa: La Rioja

RESUMEN

Al utilizar el vocablo indemnización, RCT art. 245, indica que el despido sin justa causa es una conducta antijurídica a la que responde, objetivamente, aquélla Siendo el despido injustificado un acto dañoso, no cabe admitir que pueda esgrimirse la "libertad de despedir sin justa causa", equivalente a "libertad de dañar", como un derecho susceptible de tutela, mucho menos de protección fundada ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

La Rioja, siete de Agosto de dos mil nueve. Y VISTOS: Estos autos, Expte. Año 2008, letra "D", N? 2.469, caratulado " I) Que a fs. 10/13 comparece mediante letrado apoderado Adson André De Carvalho, con domicilios real y constituido donde cita, entablando demanda en contra de Mercadito "El Campo" y/o María Belén Carrizo titular de Mercadito "El Campo" , persiguiendo el cobro de rubros conforme liquidación final que adjunta, intereses y costas. Al relacionar hechos expresa que trabajó bajo relación de dependencia laboral en Mercadito "El Campo", comercio titularidad de la accionada María Belén Carrizo, lugar donde se inició laboralmente el día 12 de Junio de 2006, desarrollando tareas en calidad de Vendedor "B", jornada completa (8 horas diarias), percibiendo una remuneración mensual de OCHOCIENTOS PESOS ($800,00), sin recibos de Ley, y sin registración laboral. Que la relación laboral se desarrolló con normalidad, cumpliendo el compareciente con su trabajo de manera eficiente, legal y responsable, hasta que imprevistamente el día 04 de Agosto de 2007 la empleadora lo despidió verbalmente, sin ningún tipo de justificativo atribuible al trabajador. Que por ese motivo el compareciente remitió sendos Telegramas Colacionados el día 19 de Septiembre de 2007, intimando mediante el primero a la empleadora por el plazo de 48 horas para que ratificara o rectificara el despido verbal de fecha 04 de Agosto de 2007, que caso contrario accionaría. Que por medio del segundo telegrama intimó a la empleadora por el plazo de Ley para que se incluya en la documentación prevista por el art. 52 RCT desde la real fecha de ingreso, 12 de Diciembre de 2006, con la categoría de Vendedor "B", y la remuneración conforme al CCT N1 130/75, que caso contrario accionaría. Que ambas misivas fueron recepcionadas por la empleadora, quien no respondió a ninguna de ellas. Que por ello es que el día 08 de Octubre de 2007 el compareciente remitió Telegrama Colacionado CD 826464674, expresando que ante la falta de respuesta al Telegrama N1 129 de fecha 19 de Septiembre de 2007, acto injurioso a su condición de trabajador, invocó el Art. 242 RCT, considerándose despedido. Que en consecuencia intimó por el plazo de 48 horas a fin que se le hicieran efectivas las indemnizaciones de Ley. Que el día 19 de Diciembre de 2007 el compareciente remitió a la empleadora Telegrama Colacionado CD 899268401, por medio del cual ratificó en su totalidad los tres (3) Telegramas Colacionados remitidos los días 19 de Septiembre y 08 de Octubre de 2007, haciendo extensivo el reclamo efectuando a través de dichas epístolas hacia la demandada María Belén Carrizo, titular de la firma "Mercadito El Campo", quien personalmente contrató al compareciente para trabajar en ese comercio, reiterando la oportuna Intimación formulada, para que en el plazo de 48 horas de recibida la comunicación procediera a abonarle Liquidación Final e Indemnizaciones de Ley, con más Diferencias Salariales atento la categoría de Vendedor "B" con jornada completa de trabajo, conforme C.C.T. N1 130/75. Que por igual plazo intimó para que le extendiese el correspondiente Certificado de Trabajo (art. 80 RCT), y acreditaran el pago de aportes al Sistema Previsional, bajo apercibimiento de hacerse acreedor de las indemnizaciones de las Leyes N1 25.323 y 25.345, reservándose el derecho de formular denuncia por ante la AFIP DGI. Que el día 14 de Febrero de 2008 el compareciente remitió a la empleadora un último Telegrama Colacionado, CD 904441780, por medio del cual indicó que atento haber consignado por error involuntario como "Francisca, María Belén", el apellido nombre razón social de su ex empleadora, en los tres (3) Telegramas Colacionados de fechas 19 de Septiembre y 08 de Octubre de 2007, oportunamente remitidos a la patronal, los cuales ratificó y confirmó respecto a su contenido y reclamo (Intimaciones y Emplazamientos efectuados), por dicha misiva rectificó dicho apellido nombre razón social mal consignado, por el de "Carrizo, María Belén", real titular de la firma comercial "Mercadito El Campo" (nombre de fantasía), sito en San Nicolás de Bari (0) N1 210, Ciudad de La Rioja, conforme obra registrado por ante los organismos municipales, provinciales y/o nacionales, por lo que aclarada dicha circunstancia, y atento el despido verbal de fecha 04 de Agosto de 2007, producido por la patronal, intimó en el plazo de Ley para que le abonaran Liquidación Final e Indemnizaciones de Ley/es N1 20.744, 25.323, 25.345, 21.561, entre otras, con más Diferencias Salariales habidas durante toda la relación laboral, conforme la categoría Vendedor "B" jornada completa, según CCT N1 130/75; horas extra (promedio tres 3 horas diarias, durante toda la relación laboral; Trabajo no registrado desde la real fecha de ingreso, 12 de Junio de 2006 (contratado por María Belén Carrizo); como así también para que le extienda el correspondiente Certificado de Trabajo (art. 80 RCT). Que ante los reclamos epistolares efectuados oportunamente por el compareciente a su ex empleadora, esta última pese a recepcionar las misivas guardó total y absoluto silencio, lo que torna aplicable la normativa contenida por el art. 57 RCT, creando una presunción a favor del trabajador respecto de sus hechos relatados y pretensiones formuladas. Que el compareciente actuó en todo momento con un "buen trabajador" (art. 63 RCT), pero que la empleadora no le retribuyó de igual manera, incumpliendo con sus deberes y/u obligaciones patronales, al no registrarlo laboralmente y privarlo tanto de obra social como de futuros beneficios previsionales, como asimismo abonarle un salario que se hallaba por debajo de la escala salarial para los trabajadores de comercio (CCT 130/75), atento su categoría de Vendedor denunciada, y finalmente sin ningún tipo de motivación proceder a despedirlo verbalmente. Que la empleadora se vio beneficiada con el trabajo del empleado, a quien le abonó una remuneración menor a la prevista por CCT, lo mantuvo "en negro", y cuando decidió prescindir de sus servicios no le abonó los rubros devengados ni las indemnizaciones de Ley. Que el día 16 de Octubre de 2007 el compareciente efectuando Denuncia Laboral N1 634 por ante la Subsecretaría de Trabajo, Departamento de Relaciones Laborales, fijándose fecha de Audiencia de Conciliación el día 30 de Octubre de 2007, a la cual no compareció la parte denunciada (hoy demandada), ni justificó su ausencia, por lo cual solicitó el archivo definitivo de las actuaciones administrativas allí labradas para recurrir a la vía judicial. Ofrece prueba, cita derecho y concluye peticionando la admisión de la demanda en el modo expuesto. I.1) Que a fs. 17 el actor denuncia nuevo domicilio de la demandada, ampliando la prueba ofrecida. I.2) Que mediante escrito de fs. 19/19vta. el actor aclara que la codemandada firma "Mercadito El Campo", era el nombre de fantasía bajo el cual funcionaba el comercio titularidad de la codemandada María Belén Carrizo, sito en calle San Nicolás de Bari (0) n1 210, lugar donde a la fecha dejó de funcionar, lo que motivó la formulación de denuncia de nuevo domicilio en calle El Chacho N1 30 de Barrio Hospital, de esta ciudad. Amplía ofrecimiento de prueba documental e informativa. II) Que corrido traslado de la demanda (fs. 34/36vta.) según lo dispuesto mediante proveído de fs. 14, 20 y 24, a fs. 65/74 compareció por derecho propio la accionada María Belén Carrizo, constituyendo domicilio donde cita, planteando excepciones, contestando la demanda en subsidio y planteando inconstitucionalidad de la Ley 25.561. II.1) Plantea Excepción de Falta de Legitimación Pasiva expresando que en materia de derecho procesal, la acción debe ser intentada por el titular de derecho contra la persona obligada. Que se llama "legitimatio ad causam" a la demostración de la existencia de la calidad invocada, que es activa cuando se refiere al actor y pasiva cuando se refiere al demandado. Que corresponde al actor la prueba de las condiciones de su acción, y que a él incumbe su calidad de titular del derecho y la calidad de obligado al demandado. Que la falta de calidad, sea porque no existe identidad entre la persona del actor y aquella a quien la acción está concedida o entre el demandado y aquella contra la cual se concede, determina la procedencia de la defensa "sine actione agit", la cual debe ser opuesta al contestar la demanda y apreciada en la sentencia definitiva. Que conforme lo dicho, la legitimación de la calidad de obrar no es un requisito para el ejercicio de la acción, sino para su admisión en la sentencia. Que su ausencia no puede dar lugar a la excepción de falta de personería. Pero que si de la prueba no resulta la legitimidad activa o pasiva, la sentencia deberá rechazar la demanda, no porque ésta haya sido mal o erróneamente deducida, sino porque no corresponde al actor o contra el demandado. Que ello es independiente de la capacidad procesal (legitimatio ad procesam), porque una persona puede tener capacidad procesal para esta en juicio y serle rechazada la demanda por su falta de calidad, y viceversa. Que funda la defensa en las circunstancias de hecho y derecho que relata: Que deduce la excepción en los términos del art. 178 inc. 31 CPC, siendo procedente porque la impugnación de la legitimación para obrar en el actor o demandado, puede plantearse como excepción de previo y especial pronunciamiento cuando fuere manifiesta, en la primera oportunidad de comparendo en juicio. Que el actor jamás se desempeño en relación de dependencia ni mantuvo vinculación jurídica alguna con la compareciente, ni se encuentran reunidos en autos los presupuestos fácticos y jurídicos que habilitan la aplicación del instituto de la responsabilidad solidaria (art. 30 LCT). Que del relato de los hechos con los que el actor pretende justificar la demanda, surgen palmarios contradicciones, la primera es el error en la persona de la demandada, porque manifiesta haber...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA