Desmentidas marca De Vido

 
EXTRACTO GRATUITO

Podría pensarse que la mentira sólo se lleva a cabo cuando alguien con plena conciencia dice una cosa por otra para conseguir algún tipo de beneficio. Pero hay distintos formatos, si se quiere más sutiles y menos obvios. El kirchnerismo ha basado una buena parte de su relato también en otras vertientes del engaño como la distorsión (las manipulaciones del Indec), la omisión (discontinuar estadísticas sociales, económicas y de seguridad), la negación (por ejemplo, cuando el martes último la Presidenta se preocupó por la muerte de menores de la inmigración siria sin hacer la más mínima alusión al chico que murió desnutrido en Chaco ese mismo día), la exageración (hacer creer que tenemos menos pobres que Alemania, Canadá o Dinamarca), la graduación (para negar que se devalúa, se apela a periódicas microdevaluaciones que asordinan el efecto) o el eufemismo ("reacomodamientos de precios", para evitar la palabra "inflación").

Pero no hay quién le gane a Julio De Vido, gran cultor de un mecanismo más que peculiar: emite comunicados o llama a conferencias de prensa para desmentir lo dicho en notas periodísticas, pero sin hacerlo de una manera taxativa. Ha llegado a desmentir a periodistas sólo por haber utilizado la palabra "gasto" en vez de "inversión".

Si se googlea la frase "De Vido desmintió" se encontrarán nada menos que 12.200 resultados. Es un modus operandi que evidentemente al ministro le da resultados y le suma puntos ante la Presidenta, que prefiere a los funcionarios belicosos y contestatarios que rigurosos en sus refutaciones.

Las "desmentidas" del ministro de Planificación suelen ser interpretaciones, aclaraciones o ampliaciones sobre lo publicado, sin casi marcar inexactitudes concretas.

Para disimular esa carencia suele apelar a un lenguaje fuertemente defensivo y rotulador. No falta en su menú las consabidas citas a "grupos neoliberales", "operetas del golpismo mediático-judicial", "intereses foráneos" y a las "malas artes periodísticas".

Cuando este diario informó que se había triplicado el costo de la restauración del ex Correo Central, De Vido tituló un comunicado así: "Todo el odio gorila y antipopular del diario LA NACION no podrá opacar el esplendor del Centro Cultural Kirchner". Pero luego, en el desarrollo del mismo, no se señaló ninguna equivocación; por el contrario reconoció que hubo "actualizaciones" y correcciones por "importantes modificaciones".

Aunque a veces le toquen peores desafíos, como sucedió en medio de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA