Campaña por el desmantelamiento de las bases militares extranjeras en la región

Autor:Orlando Pascua
Cargo:Coordinador nacional - Red compromiso social por Malvinas

M. O. S. I. P.

(Capítulo Argentino de la A.S.C)

Antecedentes

El 28 de agosto de 2009 en la Cumbre de Unasur realizada en Bariloche (Argentina) tuvo lugar un importante debate sobre las bases militares cuyo uso ha concedido a los Estados Unidos el gobierno colombiano. Allí, la mayor parte de los mandatarios de América del Sur aportaron significativos argumentos para dejar en claro el papel de esas bases y el peligro que entrañan para los países vecinos y para toda la región.

Tales opiniones, ampliamente difundidas por la televisión, sensibilizaron a la opinión pública y crearon las condiciones para una participación masiva de la sociedad en la lucha contra las bases militares norteamericanas en nuestro continente.

En ese contexto, atribuimos un particular significado a la propuesta formulada por el Presidente Evo Morales en Bariloche: “que sean los pueblos quienes decidan si quieren o no una presencia militar extranjera en cada uno de los países”.

Por una campaña nacional hacia una consulta popular

Asumiendo el desafío planteado por el presidente boliviano, nos proponemos impulsar en Argentina una amplia Campaña nacional que permita profundizar el tema y favorecer la participación y el pronunciamiento de amplios sectores de nuestro pueblo. Así lo decidimos en la reunión del MOSIP realizada el 3 de septiembre pasado.

No olvidamos que en nuestras costas, persiste un enclave colonial de la Corona Británica la cual, desestimando todos los llamados de las Naciones Unidas, se niega siquiera a discutir con Argentina la soberanía usurpada en los archipiélagos del Sur y, desde 1985, ha instalado en nuestras Malvinas una Fortaleza Militar de la OTAN violatoria de la resolución de la ONU que insta a convertir el Atlántico Sur en océano de paz y cooperación. Tenemos en cuenta también que en torno a nuestras Islas existen importantes recursos pesqueros, petrolíferos y otros, en virtud de los cuales Gran Bretaña negocia ilegalmente con compañías extranjeras licencias de exploración y/o explotación.

Entendemos además que, como se puso en evidencia durante la Campaña continental y posterior consulta popular sobre el ALCA, estamos enfrentando una estrategia integral de dominación, depredación de nuestros bienes naturales y saqueo de nuestros pueblos que entrelaza la militarización, con la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba