La desigualdad social agrava la situación

Las encuestas de expectativas hechas en empresas revelan lo que ocurre en uno de los segmentos del complejo mundo del trabajo en la Argentina: el de la economía formal. Las últimas estadísticas permiten establecer que alrededor de la mitad de los trabajadores (cuando se considera tanto a asalariados como a cuentapropistas) . Y está claro que si allí hay signos preocupantes, más crítico aun tenderá a ser el escenario para quienes se mueven al margen de las leyes.Por un lado, porque en la economía informal suelen verse más rápidamente las consecuencias de una crisis en la actividad (por ejemplo, porque no actúan mecanismos de protección contra el despido); por otro lado, porque hay estadísticas que muestran que si le va mal al empleo formal Algunos expulsados del circuito registrado empiezan a hacer alguna actividad informal, y los que ya se mueven en ese segmento con una alta dependencia de los ingresos de quienes estaban algo mejor son empujados a una economía directamente de subsistencia."El empleo precario se vuelve más precario", resume ese efecto Agustín Salvia, investigador del Conicet y coordinador del barómetro de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina.Según ese relevamiento, junto a una pérdida de dinamismo en las búsquedas de las empresas, se elevó en dos puntos el subempleo inestable (de 9 a 11,3%) entre...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba