Descubren cuánto tarda en formarse un recuerdo

 
EXTRACTO GRATUITO

La memoria es una de las facultades más complejas e inasibles de la mente. Sin embargo, dos científicos argentinos que trabajan en la Universidad de Leicester, en Gran Bretaña, por primera vez le ponen un número al tiempo que tardaría en formarse un recuerdo: 300 milisegundos. El trabajo, firmado por Rodrigo Quian Quiroga y Hernán Rey, acaba de publicarse en Current Biology.Quian Quiroga, director del Centro de Neurociencia Sistémica de esa universidad, es un buen conocido de la prensa internacional. Su nombre saltó a los titulares cuando en 2009 descubrió "la neurona Jennifer Aniston". Trabajando con pacientes que iban a ser operados por epilepsia refractaria y a los que se les colocaban electrodos en neuronas individuales para localizar el foco de los ataques, Quian Quiroga dio con un tipo de células cerebrales que codifican conceptos. Lo de Jennifer Aniston surgió porque constató que cada vez que se les mostraba una foto de la actriz, una tarjeta con su nombre escrito o se les hacía escuchar el sonido de esas dos palabras, se activaba la misma neurona."Todos los indicios sugieren que estas neuronas están involucradas en la formación de memoria -explica Quian Quiroga, desde Leicester-. En general, la memoria episódica (la de los sucesos autobiográficos) tiende a ser una asociación de conceptos. Contrariamente a lo que le ocurre a Funes el Memorioso, el personaje de Borges, tendemos a recordar conceptos y a olvidar detalles irrelevantes."Pero lo que sorprendía a los científicos era que estas neuronas responden muy tarde a la presentación de un estímulo: mientras el tiempo normal de reacción ronda los 100 milisegundos, éstas se activan a los 300 milisegundos. La gran pregunta, entonces, era: ¿qué mecanismo le dice a la neurona cuándo tiene que disparar [un impulso eléctrico]?"Se cree que para formar una memoria episódica es importante poder crear asociaciones de una serie de eventos -detalla Hernán Rey, ingeniero electrónico graduado en la UBA-. Las «células de concepto» estarían capturando el significado del estímulo en forma abstracta, independientemente de los atributos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA