Un fútbol descontrolado que cada vez cuesta más millones

 
EXTRACTO GRATUITO

Los clubes argentinos se endeudan a un ritmo mucho más rápido del que crece el canon que reciben por la venta de los derechos televisivos. Mientras los pasivos crecieron un 145% desde que, en agosto de 2009, la AFA firmó el contrato asociativo con la Jefatura de Gabinete, el aporte estatal aumentó apenas un 42,6%, teniendo en cuenta el dinero que en la AFA ingresará por todo el 2014. Las cifras de este año calendario muestran que la Jefatura de Gabinete transferirá $ 856 millones. A partir de 2015, la cifra anual trepará a los $ 978,15 millones.Los clubes, por su parte, hacen un manejo cada vez menos eficiente del dinero que reciben. Los últimos balances aprobados (correspondientes al ejercicio 2012/13) muestran que los pasivos se fueron a las nubes: $ 2444 millones. La falta de control de los recursos del Estado, una inflación anual estimada entre un 30 y un 40% para 2014, y el hecho de que muchas veces los clubes reciben de la AFA cheques posdatados (en ocasiones, los documentos vencen seis meses después de haber sido entregados) y deben cambiar los valores en el sistema financiero, con quitas que parten en el 25 o el 30%. Ese dinero -varios millones- ya no vuelve al fútbol.Pese a que los sucesivos agregados al contrato original firmado entre la Jefatura de Gabinete y la AFA establecen la imposición de mecanismos financieros para controlar los gastos de los clubes, lo cierto es que esas iniciativas han naufragado. El último documento en la relación Jefatura de Gabinete-AFA se firmó el 9 de abril pasado. Allí, el Gobierno establecía pautas claras relacionadas con el manejo económico de los clubes. "La AFA se compromete a informar a la Jefatura de Gabinete la distribución y los criterios de los fondos transferidos por el Gobierno de acuerdo al programa Fútbol Para Todos, y la deuda que mantienen los clubes con la AFA. Dicha información será en forma mensual", dice la cláusula primera. La cláusula segunda establece la "implementación de un programa progresivo de saneamiento económico-financiero de los clubes, incorporando límites en los índices de solvencia y endeudamiento". Y la cláusula séptima estipula que la Jefatura de Gabinete y la AFA "confeccionarán un mecanismo de retenciones de los recursos del Fútbol Para Todos a los clubes que no cumplan con los objetivos y metas establecidas, midiendo el aumento en el número de socios para cumplimentar la finalidad social de las instituciones".Sin embargo, pese a las cláusulas, el endeudamiento serial de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA