Tren descarrilado: los adolescentes murieron por disparos de escopetas

 
EXTRACTO GRATUITO

Tres y cinco perdigones fueron los que determinaron las muertes de dos adolescentes que ayer estaban en las inmediaciones de las vías del Ferrocarril Mitre cuando se intentó saquear un tren de carga, los que produjo un enfrentamiento a tiros entre efectivos de la policía bonaerense y habitantes de la villa de emergencia La Cárcova, de José León Suárez, partido de San Martín.Los resultados preliminares de las autopsias realizadas a Mauricio Ramos, de 17 años, y a Franco Almirón, de 16, determinaron que los adolescentes que vivían en La Cárcova murieron por disparos de escopetas. La Justicia trabajaba ayer para determinar si los proyectiles pertenecían a algunas de las 45 armas que el fiscal de la causa, Marcelo Sendot, secuestró en la comisaría 4a. tras los enfrentamientos.Fuentes judiciales informaron a LA NACION que los dos muertos habían recibido los perdigones de frente. Lo que faltaba determinar anoche era la distancia desde la que fueron realizados los disparos. Los peritajes en los cuerpos indicaron, además, que las municiones pertenecían a una escopeta similar a las que utiliza la policía bonaerense.Uno de los oficiales de esa fuerza de seguridad reconoció que había disparado escopetazos con perdigones de plomo, por lo que fue apartado de su cargo y puesto a disposición de la Justicia que, al cierre de esta edición, analizaba la posible detención del policía. Se convertiría así en el primer y único detenido por el brutal enfrentamiento.La Nacion pudo saber que, pasadas las 18 de ayer, el fiscal federal de Tres de Febrero, Paul Starc, solicitó a la justicia de San Martín que se aparte de la causa al entender que el enfrentamiento se produjo en las vías que son jurisdicción de la justicia federal.En tanto, la discusión de ayer giró en torno a qué provocó el descarrilamiento de los vagones del tren.En la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA