Desarrollo local

Autor:Roberto Dromi
Páginas:419-432
RESUMEN

1. Cultura del trabajo. 2. Pensando el gerenciamiento del desarrollo local. 3. Economía solidaria local. 4. Planificación y desarrollo. 5. Redes y desarrollo. 6. Políticas locales para el gerenciamiento del desarrollo. 7. Colaboración para el desarrollo. 8. "Capital humano".

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 419

1. Cultura del trabajo

El desarrollo económico local es un proceso continuo, sostenible e integrador1 que persigue la acumulación de capacidades para alcanzar mejoras equitativas en la calidad de vida de una comunidad, a través de la generación de empleo y la adquisición de tecnología.

Ahora bien, el objetivo del desarrollo es combatir la pobreza, la exclusión, la desigualdad de oportunidades; pero esto no sólo se apoya en la capacidad de adquirir tecnología, sino que depende también de la capacidad innovadora del sistema productivo de cada localidad.

Entendemos que un desarrollo económico local eficaz, continuo, integrador debe fomentar la cultura del trabajo. El valor del esfuerzo, para que rinda sus frutos, siempre y cuando haya equidad y justicia social. de otro modo, sólo algunos se benefician.

Es importante, entonces, concienciar de la necesidad de la disponibilidad de mano de obra suficientemente cualificada para las tareas que se realizan en el ámbito local. En tal sentido, el gerencia-Page 420miento municipal debe promover y apoyar tanto la formación profesional como la técnica y los estudios científicos y tecnológicos. Es una manera de retener en el espacio urbano, con posibilidades de crecimiento, a los vecinos, quienes de otro modo emigrarían en busca de mayores y mejores oportunidades.

2. Pensando el gerenciamiento del desarrollo local

La vida local está reinventando su "gestión"2. Replantear los modelos de desarrollo, la planificación del desarrollo económico local, la descentralización3, la implementación de tecnología de información4, la cooperación intermunicipal e incluso la regionalización como alternativa deben ser las prioridades del gerenciamiento urbano con la participación de todos los sectores interesados. discutir y consensuar las políticas de desarrollo es una necesidad impostergable, por cuanto las desigualdades socioeconómicasPage 421 locales son muy notorias entre las distintas zonas del país. Hay territorios que carecen de una infraestructura mínima de servicios: abastecimiento de agua, saneamiento, centros de formación profesional y tecnológica, atención de la salud, comunicaciones (caminos, ferrocarriles, aeropuertos, tecnología).

Cabe aclarar que este trabajo se centra en las ciudades; por eso este capítulo sobre desarrollo local estará referido a ellas. pero no por ello debemos dejar de tener en cuenta la influencia económica del espacio rural circundante a la Ciudad5.

A partir de la diversidad de las propuestas de desarrollo y de las múltiples instituciones sociales dedicadas a ellas, debe concretarse una recomposición funcional operativa que armonice todos los elementos del sistema local6.

3. Economa solidaria local

El gerenciamiento local en esta materia debe partir del valor solidaridad.

Las políticas públicas solidarias de gerenciamiento local deben, entonces, promocionar las micro, pequeñas y medianas empresasPage 422 (MiPyMEs)7, el fomento del autoempleo, la intervención del Municipio y de los entes no gubernamentales en el desarrollo local, para alcanzar niveles productivos de calidad, competitividad y costos racionales como factores determinantes de la actividad productiva.

La economía solidaria local dará sus frutos cuando la comunidad se haga cargo de sus problemas y se organice para resolverlos, desarrollando sus propios recursos y utilizando los ajenos.

En nuestros días surge, entonces, una renovada preocupación distributiva8. Sucede que el hombre contemporáneo pareciera encontrarse frente a un escenario en el cual la advertencia evangélica de que todo le está permitido pero no todo le conviene adquiere un renovado vigor. El ser humano se encuentra ante una capacidad potencialmente infinita de acción pero inmerso en un horizonte de elevada incertidumbre. Así, el hombre descubre que pese al granPage 423 auge del individualismo9, si su vida se desarrolla en soledad es muy poco lo que podrá hacer, por lo que su acción comunitaria reclama el ejercicio de la solidaridad10. En estas condiciones, la solidaridad debe ser el nombre contemporáneo del desarrollo y la economía social un medio para fortalecerla11.

"El ejercicio de la solidaridad dentro de cada sociedad es válido sólo cuando sus miembros se reconocen unos a otros como personas. Los que cuentan más, al disponer de una porción mayorPage 424 de bienes y servicios comunes, han de sentirse responsables de los más débiles, dispuestos a compartir con ellos lo que poseen. Estos, por su parte, en la misma línea de solidaridad, no deben adoptar una actitud meramente pasiva o destructiva del tejido social y, aunque reivindicando sus legítimos derechos, han de realizar lo que les corresponde, para el bien de todos. por su parte, los grupos intermedios no han de insistir egoístamente en sus intereses particulares, sino que deben respetar los intereses de los demás"12.

4. Planificacin y desarrollo

En la elaboración compartida de la planificación para el desarrollo local, a través de la participación ciudadana, se da una serie de beneficios que representan desde el inicio una buena dosis del éxito en la aplicación del plan13.

Esto es así, porque la planificación:

- Permite jerarquizar los gastos de inversión local y presentar una clara estrategia de inversión a los financiadores14.

- Crea más empleos de mejor calidad.

- Ordena las prioridades, la dirección sobre temas económicos locales y sobre lo que es necesario hacer.

- Sirve de puente entre la autoridad local y la comunidad en general.

- Mejora el liderazgo e incentiva a que la comunicación e información sea más abierta.

- Brinda oportunidades de cooperación, alianzas y la participación sobre direcciones estratégicas.

Page 425

- Moviliza el trabajo y los intereses de las más diversas organizaciones comunitarias.

- Proporciona un alto nivel de credibilidad y adhesión.

- Desarrolla planes de acción orientados a resultados con objetivos, cronogramas, papeles, responsabilidades y presupuestos.

- Permite monitorear, evaluar y ajustar las estrategias a las condiciones cambiantes.

- Promueve una estrategia de integración con otros municipios y/o regiones.

- Favorece la participación y la acción para la competitividad local.

- Prevé contar con un presupuesto participado.

5. Redes y desarrollo

El trabajo de las organizaciones que no son públicas, ni privadas con fines lucrativos, ha ido creciendo en las últimas décadas, en parte por la propia necesidad y en parte por el avance de la pobreza y la marginalidad.

Ahora bien, la definición europea, a diferencia de la posición norteamericana, posee mayor amplitud pues, integran este tipo de organización las cooperativas y mutualidades. En efecto, la distribución de excedentes está en todos los casos limitada, porque las cooperativas y mutualidades surgen del mismo crisol de las asociaciones, es decir, que no están formadas en una perspectiva de rentabilidad del capital invertido sino en un objetivo de satisfacción de un interés general o interés mutuo, de contribución al bien común o de respuesta a las demandas sociales expresadas por ciertos sectores de la población15.

Page 426

Este paradigma nos revela de qué manera ha ido ganando terreno la reflexión sobre las relaciones entre economía y democracia que intentan inscribirse en una perspectiva más realista y comprometida que la lógica intolerante de una economía de mercado cerrada sobre sí misma, pues se trata de una economía con mercado, en otras palabras una economía plural cuyo mercado constituye uno de los componentes que aun siendo importante, no es el único que opera como mecanismo productor de la riqueza.

En este aspecto, las cooperativas, las mutuales, los microemprendimientos16, las sociedades de fomento, etc. se insertan en la economía social y ocupan aquellos sectores de actividad en los que la acción del mercado posee débil ingerencia, permitiendo a aquellos actores movilizar por sí mismos los recursos para las actividades que les resultan necesarias.

El gerenciamiento municipal debe, entonces, atender estas situaciones e incluso priorizarlas17. Por eso, para la supervivencia de es-Page 427tas organizaciones es menester la financiación18, contar con fuentes de información, comercial veraz y adecuada, tecnología apropiada, modelos de gestión y organización eficientes y eficaces, asistencia técnica y consolidación de los cambios culturales y actitudinales.

6. Polticas locales para el gerenciamiento del desarrollo

Sin pretender agotar el tema, deberemos dar un panorama de qué políticas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA