La desaprensión de los conductores

 
EXTRACTO GRATUITO

La imprudencia, ingrediente mortal de muchos accidentes viales, especialmente asociada con la circulación a altas velocidades y el manejo por sobre los límites de alcohol permitidos o bajo los efectos de las drogas, relativiza otras faltas consideradas "menores" igualmente riesgosas, como utilizar el celular al conducir y la falta de uso del cinturón de seguridad.Las multas por manejar activando el celular tuvieron durante 2018 un incremento del 56% respecto del año anterior y este vicio, en términos de seguridad vial, es alarmante. Por esta infracción, que es una de las más difíciles de castigar ya que exige la presencia de un agente de tránsito que la verifique, se labraron 221.807 actas en 2018, contra 142.236 de 2017. Se trata de una decisión personal de graves implicancias, pues afecta a también a otros.La multa representa 100 unidades fijas (UF), cuyo valor individual equivale al precio de medio litro de nafta del mayor octanaje, pero se duplica si el conductor está escribiendo un mensaje y se triplica cuando esta acción la realiza un chofer de colectivos, taxis, remises, micros escolares o camiones. Cuando un conductor se distrae mirando el celular durante 3 segundos, a 40 kilómetros por hora, recorre 33 metros a ciegas o, lo que es lo mismo, casi media cuadra con una venda en los ojos.El riesgo es aún mayor cuando se conduce por carreteras más rápidas. Un informe de Autopistas del Sol y Autopistas del Oeste, concesionarias de la Panamericana y el Acceso Oeste, detectó un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA