El desafío por volver a ser

MONTEVIDEO.- Una mañana de invierno, hace seis meses, llegó a la Basílica de Luján para hacer un pedido especial a la Virgen: evitar la operación en un dedo del pie derecho. Pero la bursitis que lo tuvo a maltraer durante mucho tiempo lo llevó directo a quirófano en cuestión de días. Se había infiltrado 15 veces en el primer semestre de 2014 en el que, con ocho goles, fue fundamental en la obtención del Torneo Final. Desde ese mismo momento se propuso volver antes del fin de año pasado y cumplió, pero además fue campeón en la Copa Sudamericana, estuvo en la gesta de la eliminación de Boca y alcanzó la marca de 100 goles con la camiseta millonaria. Y ahora, en este arranque de 2015, Fernando Cavenaghi se propone volver a la titularidad y cumplir sueños grandes en la Copa Libertadores, la gran obsesión millonaria.

Confiesa que disfruta esta pretemporada en Punta del Este como si "fuera la última". El futbolista, de 31 años, nacido en General O'Brien, provincia de Buenos Aires, llegó a coquetear con el retiro cuando el dolor lo hacía llorar en las concentraciones. Por eso tuvo una significación especial haber jugado de entrada, aunque sea en una formación alternativa, en el equipo de River que ayer perdió 1-0 ante Universitario de Perú, en el estadio Centenario, por el comienzo de la Copa Bandes.

En gran parte del semestre pasado estuvo en silencio, en recuperación. En jornadas que pasó de la tristeza a la ilusión, exactamente durante 183 días, soñó con la vuelta, la que finalmente se concretó el 23 de noviembre pasado, cuando ingresó en el segundo tiempo de la derrota ante Racing, en el Cilindro de Avellaneda. Al fin, en el cierre del año pasado estuvo en seis partidos y marcó dos goles, nada menos que ante Banfield; vaya paradoja, el equipo de Matías Almeyda, el mismo entrenador por el que emprendió el exilio forzado de River, su casa.

Con él, el entrenador Marcelo Gallardo fue muy claro cuando le habló hace dos meses: debía afinar su físico y tendría su oportunidad. Tanto Rodrigo Mora como Teo Gutiérrez, los titulares de un reciente gran semestre, le plantean un escenario difícil y, como si fuera poco...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba