Los derechos (in)humanos en el delito de trata de personas

Autor:Dolores Marengo
Cargo:Licenciada en Comunicación Social, con orientación en Periodismo (UNLP)
Páginas:527-542
 
EXTRACTO GRATUITO
TRABAJOS DE GRADO Y POSGRADO | 527
Los derechos (in)humanos en el delito
de trata de personas
Dolores Marengo1
Revista Derechos en Acción
Año 3/Nº 8 Invierno 2018, 527-542
DOI: https://doi.org/10.24215/25251678e200
ORCID: https://orcid.org/0000-0001-5870-9539
I. Introducción
La trata de personas es uno de los tres negocios ilícitos
más rentables del mundo junto con la venta ilegal de armas
y el narcotráfico. La Organización Internacional del Trabajo
(OIT) denuncia que, en la actualidad, el trabajo forzoso y la
trata de personas son prácticas delictivas que afectan a más de
21 millones de personas en todo el mundo y que generan bene-
ficios por más de 150.000 millones de dólares. Y, aunque estos
delitos son repudiables en toda la comunidad internacional por
la sistemática violación a los derechos humanos que ejercen, el
delito persiste y se multiplica
2
.
En pleno siglo XXI, los derechos humanos ocupan un
lugar central en la agenda del derecho internacional y en el
debate actual sobre políticas públicas regionales y locales. Sin
embargo, la trata de personas tiene en su génesis la violación
de numerosos de estos derechos fundamentales que son sus
causas y consecuencias: pobreza, falta de vivienda adecuada,
1
Licenciada en Comunicación Social, con orientación en Periodismo (UNLP). El presente
trabajo se desarrolló en el marco de la Maestría en Derechos Humanos que imparte el
Instituto de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UNLP.
2
El trabajo forzoso y la trata de personas con fines de explotación laboral. Un estudio de
aproximación a la situación de talleres clandestinos en la Ciudad de Buenos Aires.
Defensoría
del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, 2016. Pág.22
Redea. Derechos en acción
| Año 3 N° 8 | Invierno 2018
528 | TRABAJOS DE GRADO Y POSGRADO
el no acceso a recursos como agua potable, educación, salud
y la falta de oportunidad laboral, son algunos de los derechos
vulnerados.
La trata de personas y el trabajo forzoso afectan, sin ex-
cepción, a los sectores más vulnerables de la sociedad; sin
embargo, existen entre ambos delitos ciertas diferencias y por
ello, en este trabajo, me dedicaré exclusivamente al delito de
trata de personas.
3
Esta figura delictiva configura una nueva forma de esclavitud
que reduce a las personas a meras mercancías, sustrayéndoles
todo componente de humanidad y excluyéndolas de un sistema
jurídico que debiera reconocerlas como ciudadanas. Un ciuda-
dano no es un mero ser viviente, sino aquel que puso su vida
natural a disposición del poder político
4
. El poder político le
otorga carácter de ciudadano al hombre que, además de vivir en
comunidad bajo la órbita del Estado, adquiere en ese momento
derechos y prerrogativas.
El presente trabajo desarrolla cómo en el delito de trata de
personas
5
el Estado se encuentra ausente a la hora de garantizar
los derechos humanos de las víctimas antes, durante y después
de ejecutarse el delito y cómo se les sustrae toda la protección
que debieran garantizarle las normas. Durante la captación, el
transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, se
les niega el conocimien to de paradero tanto a la víctima directa
como a sus familiares y allegados. Al momento del secuestro,
el sujeto pierde el sentido de pertenencia, su identidad –sus
documentos son sustraídos, hay un desarraigo de la comunidad
y un quiebre en los lazos familiares- y con ello la socialización,
además de perder su condición de beneficiario de derechos.
3 Sobre trabajo forzoso véase el artícu lo 2 del Convenio 29 de la OIT.
4
El Estado de excepción.
Agamben, G. Adriana Hidalgo Editora. Ciudad Autónoma de
Buenos Aires, Argentina, 2014.
5 Trata de personas según la definición del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la
trata de personas, especialmente mujeres y niños, adicional a la Convención de las Naciones
Unidas contra la Delincuencia Organizada Trasnacional artícu lo 3.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA