Derechos del consumidor, una defensa insuficiente

 
EXTRACTO GRATUITO

Es el grupo económico más grande del mercado, pero a menudo, desoído. Con éstas y algunas palabras más, definió a los consumidores el presidente norteamericano John F. Kennedy a principios de los 60, ante la Asamblea Legislativa de los Estados Unidos.

Aunque es mucho lo que ha cambiado desde aquel discurso que empezó a definir las relaciones de consumo, el escudo con el que se protegen usuarios y clientes en la Argentina aún es insuficiente para resguardarlos de los abusos y errores de las empresas. Con frecuencia, quedan al descubierto de esa coraza compuesta por una fundición de leyes e instituciones, que incluyen las modificaciones en el marco legal aprobadas por el Congreso en 2014. Entre ellas, se incluye la creación de un Observatorio de Precios en la órbita de la Secretaría de Comercio, dirigida por Augusto Costa; un nuevo mecanismo de resolución de conflictos, y un fuero judicial del consumidor, ambos todavía pendientes de implementación. Sin embargo, antes de llegar a las ventanillas para solucionar controversias, los consumidores pueden tomar medidas preventivas sobre la base de experiencias ajenas y, así, evitar malentendidos o engaños. Claro que estar alerta implica poder reconocer los derechos vulnerados.

Con el objetivo de aclarar algunos de estos detalles que escapan a la vista de los consumidores -o también, desde su rol de contratantes e incluso como ciudadanos-, LA NACION elaboró una lista de diez puntos sobre casos cotidianos pero difusos, tomando en cuenta los reclamos principales en defensorías y asociaciones de consumidores. Teléfonos que se cortan, vidrieras repletas de promociones engañosas, bajas de servicios intrincadas, televisores quemados... En todos los casos, la respuesta puede tener mejor salida que la resignación a pagar de más.

Por el momento, los pasos en materia legal han surtido poco efecto sobre los consumidores. Según el abogado especializado en la materia Daniel Vítolo, el nuevo sistema que incluye un fuero judicial para resolver conflictos de consumo "representa un avance para los consumidores, pero aún resta por ver si existe la voluntad política de ponerlo en marcha, sobre todo, en un año de elecciones". Después, será otro desafío coordinar la ley con el nuevo Código Civil, que incluye contratos de consumo. En la espera, los lectores pueden repasar algunos de sus derechos.

Cuando la limosna es grande...

En tiempos de inflación, son frecuentes las faltas en la exhibición de los precios, que deben precisarse en las vidrieras como valores finales (es decir, ya agregado el IVA y cualquier otro extra), en pesos y de contado. Un fallo reciente contra Falabella prohíbe las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA