El derecho administrativo panameño y su contribución al fortalecimiento de la democracia

Autor:Carlos A. Cavalli Yee

“El porvenir del Derecho Administrativo y de la Democracia dependerá de quienes crean firmemente en la belleza de sus sueños e ideales”. C.A.C.Y.

Ver Nota1

I Introducción

Creemos que el lector de este artículo sea estudiante o profesor, este en conocimiento que el presente trabajo investigativo lo he tratado de enfocar, en cómo; el avance del Derecho Administrativo Panameño, específicamente en la justicia administrativa, ha logrado fortificar o fortalecer la democracia en nuestra sociedad.

II Algunas Consideraciones sobre el Derecho Administrativo y la Democracia

El derecho administrativo es ante todo un derecho estatal2, es una rama del derecho público, por lo tanto, tieneesa unión indisoluble con la administración publica, como complejo armónico, estructural y funcional, que proporciona los patrones o pautas, para la acción de la llamada función administrativa, que uniforma la actividadadministrativa del estado y que regla las relaciones jurídicas entre la administración publica y los administrados,con motivo, como expresaba el Dr. BREWER-CARÌAS,3 del ejercicio de la función administrativa o de algunaactividad administrativa; siendo a nuestro pensar su objetivo primordial, ergo, normar y racionalizar el podermediante el principio de legalidad o juricidad, para evitar la arbitrariedad y la discrecionalidad de las instituciones de carácter público y privados, que persiguen fines públicos y colectivos, teniendo siempre la divisa dealcanzar el interés general.El Derecho Administrativo; siendo ese eslabón normativo que regla al Estado, se muestra, como un derechodinámico, en evolución; como resultado inmediato de esos cambios imperativos que se presentan en el ámbitosocial y político de cada sociedad; en otras palabras, “el derecho administrativo se asienta sobre bases que están en constante evolución y que reflejan los condicionamientos políticos y sociales vigentes en un momentodado”4.

Del pensamiento anterior deviene que el derecho administrativo, además de ser un derecho del Estado,que regla tanto de sus fines y objetivos, como también racionaliza sus poderes y prerrogativas.

Del mismo modo regula el ejercicio de los derechos y garantías de los administrados, en búsqueda claro, de esenecesario equilibrio que debe existir entre los intereses públicos, colectivos o generales, y los intereses individuales y privados que también debe garantizar.Es por tanto, que el derecho administrativo se muestra dentro de un Estado social de derecho, como ese “puntode equilibrio entre el poder (entendido éste como el conjunto de atribuciones y potestades que tienen las instituciones y autoridades públicas, dentro del marco de la legalidad), y la libertad (entendida ésta como los derechos y garantíasque tiene el ciudadano para convivir en paz, justicia y democracia). En este orden de ideas el derecho administrativoes ante y por sobre todo un derecho democrático y de la democracia, y su manifiestación está íntimamente vinculada ala voluntad general (soberanía) de la cual emana”5. Por tanto, es la democracia como régimen político, la queprecisamente permite configurar al derecho administrativo como ese punto de equilibrio entre los poderes delEstado y los derechos de los administrados. Esto no siempre ha sido así, esto fue algo progresivo, hubo todauna lucha por el poder durante el siglo XIX; la balanza entre el poder y el ciudadano, se viene a consolidar inLimine del Siglo XX, ergo de la segunda guerra mundial, es cuando el derecho administrativo emprendió elcamino real para formar parte de lo que hoy llamamos Democracia.En ese mismo orden de ideas, la noción del Derecho Administrativo se vio robustecida en las sociedadesdemocráticas, como ese instrumento por excelencia, para dar esa garantía y eficiencia en la gestión administrativa y del mismo modo, asegurar tanto los intereses generales y colectivos, como también, proteger a losadministrados frente a la Administración Pública. De lo anterior deviene, lo que nosotros intitulamos, el quidde este articulo, el cual no es otro que, la forma en que el Derecho Administrativo Panameño, plantea esospesos y contrapesos para garantizarle a toda la sociedad esa seguridad jurídica, en un estado de derecho y sobretodo democrático.

III La Justicia Administrativa Panameña y sus avances en la búsqueda de fortificar la Democracia

La Justicia Administrativa Panameña de la actualidad, no es la misma de hace cinco o tres décadas atrás, porrazón de las características expresadas anteriormente, el derecho administrativo es un derecho dinámico y enconstante evolución, y siempre en la búsqueda de ese interés general; además en este mundo contemporáneo,el Derecho Administrativo regula una parcela fundamental de la acción del Estado. Por ello, siendo el contenido de nuestra justicia administrativa, heterogénea y mutable, mal podríamos encontrar un criterio únicoe inmutable para definirla. Así que partiremos de una noción del jurista Panameño, Olmedo F. Sanjur, el cualdefine la Justicia Administrativa como

“El sistema que tiende a lograr que la administración pública se ciña a dere-cho; e incluye, como es natural, la función estatal encaminada a ese fn, los organismos o instituciones que la ejercen, los procedimientos que la encauzan para defender sus derechos subjetivos afectados o, simplemente, para preservar el orden jurídico infringido.”6

Concomitante con lo anteriormente dicho sobre la justicia administrativa, está el pensamiento de que

“LaDemocracia es el resultado del deseo humano de vivir libremente en comunidad, es una forma dinámica de vivir que requiere...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba