Denuncian que el Ministerio de Seguridad protege a barrabravas

 
EXTRACTO GRATUITO

que está preso en la cárcel de Ezeiza protegido para que no lo maten denunció ante la Justicia que la violenta hinchada oficial del club tiene protección de la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, a través de un hermano de la funcionaria. Habló además de la relación de la barra con , secretario de Seguridad; con su segundo, Darío Ruiz, y la cúpula de la comisaría 51ª, de Núñez, que libera la zona para sus negocios.

El detenido es Ariel Calvisi, conocido como el Pato, no por el ave, sino por su exuberante físico de patovica, trabajado al extremo, y tatuado con el escudo del club.

Consultadas por LA NACION, fuentes del Ministerio de Seguridad rechazaron las acusaciones de Calvisi. Dijeron que Berni fue a la cancha una sola vez y bajo la lluvia, para supervisar un operativo de seguridad en un Boca-River; afirmaron que Ruiz está a cargo de controlar la violencia en el fútbol y no otorga libertades a barras presos, pues ésa es una decisión judicial, y sostuvieron que el preso miente para mejorar su situación y negociar.

Sin embargo, tal fue la contundencia del relato de Calvisi que la jueza Fabiana Palmaghini se declaró incompetente para seguir investigando el caso, que seguía con el fiscal José María Campagnoli, y lo pasó a la justicia federal, dado el cargo que ocupan los funcionarios nacionales mencionados por el hincha.

No sin antes procesar al detenido con prisión preventiva por integrar una asociación ilícita, por robo agravado por el uso de armas, daños y lesiones graves y leves reiteradas y amenazas, por una pelea en la confitería del club. Calvisi prestó declaración indagatoria, sin prestar juramento de decir la verdad, con el asesoramiento de Alejandro Bisbal y Diego Álvarez Bognar.

Calvisi integra la Banda del Oeste, una facción disidente de la barra oficial, conocida como los Borrachos del Tablón, con la que se enfrentaron a los golpes y cuchilladas el 25 de noviembre pasado en la confitería del club.

Según constancias judiciales a las que accedió LA NACION, ante la jueza dijo que se distanció de la barra oficial, liderada por Martín Araujo, alias Martín de Ramos, y Guillermo Godoy, alias Caverna. Sus segundas líneas son Matías Goñi, Cristina Szyrko, José Martín Vallejos, Gustavo Larrain Divenuto, Mauro Ferraras, Juan Carlos Leguizamón y Ale de Budge.

Explicó cómo era el negocio que hacían los barras entregando carnets para entrar a la cancha, antes de los partidos, en Ciudad Universitaria, a cambio de $ 30 o $ 50...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA