Denuncian graves fallas en el control de las armas recuperadas

 
EXTRACTO GRATUITO

El plan de desarme impulsado por el kirchnerismo podría haber generado efectos indeseados. Las nuevas autoridades del Registro Nacional de Armas (Renar) sospechan que algunas de las armas recuperadas mediante esa iniciativa, que habían sido reportadas como destruidas, podrían haber sido desviadas para comercializarlas en el mercado clandestino e, incluso, podrían haber terminado en manos del crimen organizado.

La falta de un inventario de armas, un "limbo" administrativo con documentación importante y curiosos privilegios en trámites de portación son algunas de las falencias del Renar, según informaron a LA NACION fuentes del organismo. Detrás de esas irregularidades aparecen las sospechas sobre el desmanejo de un área sensible que durante los últimos años encabezó un dirigente de La Cámpora, pero que también estuvo en manos de hombres del ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández.

"No sabemos cuántas armas tenemos en el Renar. No sabemos si nos están faltando. Nos encontramos con que no existe un registro oficial de todas las armas que tenemos", advirtió Natalia Gambaro, la nueva titular del Renar.

El organismo recibió unas 300.000 armas entre 2007 y 2015 como parte del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego, pero también sumó otras provenientes de secuestros judiciales, decomisos e incautaciones. Hasta mediados del año pasado, cuando se empezó a utilizar el Banco Nacional de Materiales Controlados, el Renar no contaba con un lugar seguro para guardar todas esas armas.

La mayoría se guardaba en la sede central de la dependencia, en la calle Bartolomé Mitre.

Del garaje de ese edificio desaparecieron 200 armas hace tres años. Se enteraron unos días después, cuando un delincuente fue detenido en el conurbano bonaerense con una pistola que debía estar en poder del Renar. Ése fue el dato que activó una investigación de la Justicia.

"Lo primero que haremos es hacer un inventario para tener la totalidad exacta de armas que el Renar tiene en su poder", afirmó Gambaro. El inventario es una medida que fue ordenada por Néstor Kirchner en 2007, pero que todavía, casi diez años después, no se concretó.

"Si vos hoy agarrás un arma y la ponés en el sistema del Renar, te dice dónde está, qué tipo de arma es y muchos más datos. La cantidad de armas totales que tiene el Renar depende generalmente de los pedidos de ingresos y egresos que hace la Justicia. Está todo en el sistema. Quizás todavía [las nuevas autoridades] tienen que estudiar un...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA