Otra denuncia complica más a Báez y a sus hijos

 
EXTRACTO GRATUITO

Mientras sus empresas entraban en cesación de pagos y la Justicia lo empezaba a acorralar, Lázaro Báez y dos de sus hijos llevaron a cabo una serie de maniobras bancarias por más de 148 millones de pesos para esquivar ese cerco judicial y los embargos de sus acreedores, pero encendieron las alarmas del sistema financiero. ¿Resultado? Cosecharon cinco reportes de operaciones sospechosas (ROS) que llegaron a la unidad antilavado (UIF), que a su vez envió un informe secreto a la Justicia, cuya copia obtuvo LA NACION.

Martín y Luciana Báez son los protagonistas del informe de la UIF. Ambos, junto con sus hermanos Leandro y Melina, fueron imputados por el juez federal Sebastián Casanello el viernes pasado. Deberán presentarse la semana próxima en los tribunales para ser indagados por las sospechas de lavado, que ahora se refuerzan.

Según consta en el informe remitido a la Justicia, sobre cuya existencia la diputada Margarita Stolbizer (GEN) ya había dado indicios, los investigadores de la UIF determinaron que fondos destinados a Austral Construcciones se desviaron hacia otras sociedades que también se vinculan al grupo Báez. De ese modo, el presunto testaferro de la familia Kirchner intentó evitar que el dinero se depositara en las cuentas de la constructora en el Banco Nación, donde adeuda más de $ 160 millones en situación crediticia "4", es decir, "con alto riesgo de insolvencia".

La operación más abultada que puso en alerta a la UIF pasó por la sociedad MyP SA, en la que Martín Báez figura como accionista y miembro del directorio. Recibió transferencias interbancarias por un total de $ 114.614.183 entre el 1° de febrero y el 30 marzo de este año. Esos giros, remarcaron los investigadores de la UIF, resultaron "sumamente superiores" a los registrados durante el mismo período del año anterior.

Según la UIF, los $ 114,6 millones llegaron a las cuentas de MyP desde cinco firmas dedicadas, en teoría, a servicios empresariales, intermediaciones financieras y venta al por mayor en consignación de cereales y ganado. En la práctica, sin embargo, Catahu SA, Xhoris SA, Kargen SA, Siembra y Comercialización de Granos SRL y Recasur Argentina SRL operan como cuevas financieras.

Recasur ya se encontraba bajo la lupa judicial. Figura en una investigación por presunta evasión tributaria agravada del juez en lo Penal Económico Javier López Biscayart. Al igual que las agropecuarias Monte León y El Zonda, esa sociedad compartía los mismos apoderados y abogados...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA