La demora de la Justicia salvó a Boudou ante su primer juicio

 
EXTRACTO GRATUITO

Los tiempos de la Justicia ayudaron a Amado Boudou. El ex vicepresidente fue sobreseído ayer en su primer juicio oral por prescripción del delito de falsedad ideológica por el que estaba acusado. La Justicia demoró ocho años en investigar la supuesta adulteración de datos que habría aportado el ex funcionario para la transferencia de un vehículo, un delito poco complejo.

Boudou fue sobreseído por mayoría por el Tribunal Oral Federal N° 1, que directamente no se expidió sobre la acusación contra el ex vicepresidente por la supuesta falsificación de los papeles de su Honda CRX 92 durante la transferencia del auto en 2003, antes de ser funcionario. La fiscalía lo acusaba de haber incluido información falsa, como un domicilio inexistente y adulteraciones en distintas fechas, para perjudicar a su ex esposa en la división de bienes.

Los jueces Gabriel Vega, José Michilini y Adrián Grünberg absolvieron a la única funcionaria involucrada al momento del hecho, la entonces titular del Registro Automotor N° 2, Graciela Taboada de Piñeiro, al considerar que no había cometido un delito. Los fundamentos en que se basó el tribunal para dictar sentencia serán entregados la semana próxima. La decisión clave para el beneficio de Boudou fue la absolución de Taboada de Piñeiro, ya que cuando una funcionaria pública está imputada, la prescripción queda anulada. Al ser absuelta, ese beneficio se activó para el ex vicepresidente.

En el momento de la supuesta irregularidad, Boudou no era funcionario, según detallaron fuentes judiciales.

La prescripción para el delito de falsedad ideológica es de seis años.

La causa había sido iniciada en septiembre de 2009, cuando Boudou era un ministro de Economía con un futuro político en ascenso.

La instrucción del caso quedó a cargo del juez federal Claudio Bonadio. El magistrado le tomó declaración indagatoria al entonces vicepresidente cinco años después, en julio de 2014. El escenario político había cambiado: Boudou ya se había convertido en uno de los símbolos de la corrupción después del caso Ciccone.

La causa fue elevada a juicio en diciembre de 2014; entre distintos recursos, la Justicia demoró otros dos años y medio en sentar a Boudou en un juicio oral, el primero de los tres que le esperan en los próximos meses.

La decisión del TOF será apelada por la fiscal Stella Maris Scandura y será revisada por la Sala IV de la Cámara de Casación. Este tribunal revirtió en los últimos meses tres casos de corrupción prescriptos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA