Delitos contra las personas

Páginas:233-235
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
2
23
33
3
III
Delitos contra las personas
Sumario
§1.- Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, recurso de casación
interpuesto en favor de P. D. M., causa nº 42.081, rta. 2 de diciembre 2010. Si bien el examen comparativo de
ADN es una prueba incuestionable para la comprobación del vínculo paterno filial para la aplicación de la
agravante del art. 80.1° C.P. nada obsta a que estando al principio de libertad probatoria (art. 209 C.P.P.) puede
hacerse por testimonial y reconocimiento del imputado.
§2.- Sala III del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa Nro. número 12817
(Registro de Presidencia 44.096), caratulada: “S., A. A. s/ recurso de casación”, rta. 22 de fe brero 2011 .
Ánimo homicida: deben tenerse en cuenta los datos existentes acerca de las relaciones previas entre agresor y
agredida; del comportamiento del autor antes, durante y después de la agresión, del arma o de los instrumentos
empleados; de la zona del cuerpo a la que se dirige el ataque; de la forma en que finaliza la secuencia agresiva; y,
en general de cualquier otro dato que pueda resultar de interés en función de las peculiaridades del caso
concreto.
§3.- Sala III del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa Nro. número 12817
(Registro de Presidencia 44.096), caratulada: “S., A. A. s/ recurso de casación”, rta. 22 de febrero 2011. El
ensañamiento implica aumentar deliberada e inhumanamente el sufrimiento de la víctima, causando a esta
padecimientos innecesarios para la ejecución del delito. Constitucionalidad del art. 80 por la doctrina impuesta
por la CIDH en el caso “Hilaire vs. Trinidad y Tobago”.
§1.- Si bien el examen comparativo de ADN es una prueba incuestionable para la
comprobación del vínculo paterno filial para la aplicación de la agravante del art. 80.1°
C.P. nada obsta a que estando al principio de libertad probatoria (art. 209 C.P.P.) puede
hacerse por testimonial y reconocimiento del imputado.
“(art. 80.1 C.P.)… el examen comparativo de ADN resulta en estos casos una prueba incuestionable de paternidad,
más no es lógico ni fundado derivar de ello la ineficacia de cualquier otro medio de prueba, aún cuando no tenga
fundamento científico, pues la cuestión no escapa al régimen general de la prueba que rige nuestro proceso penal
plasmado básicamente en el artículo 209 del Código de Procedimiento Penal en cuanto prescribe que todos los
hechos y circunstancias relacionados con el objeto del proceso pueden ser acreditados por cualquier m edio de
prueba, para cuya valoración el artículo 210 exige solamente la expresión de la convicción sincera sobre la verdad
de los hechos juzgados, con desarrollo escrito de las razones que llevan a esa convicción.
En el caso el vínculo filial entre víctima e imputado se ha acreditado a partir de los dichos de M., quien al prestar
declaración reconoció que el bebe era su hijo, así como por el testimonio de la madre del menor, de la abuela
materna y del resto de los testigos que depusieron en el debate, en su mayoría familiares y amigos del imputado,
quienes se refirieron al n iño como hijo de M. dando cuenta todos ellos de la existencia notoria de una relación
paterno filial.
También se encuentra acreditado a partir de lo relatado por todos los familiares y amigos de la pareja, que M. y
M. L. vivían en concubinato desde mucho tiempo antes del nacimiento del pequeño D., que por otra parte era el
segundo hijo de la pareja, por lo que concurren en el caso l as situaciones previstas por los arts. 256 y 257 del
Código Civil.
En primer lugar existía la denominada posesión de estado, entendida como aquella relación que ostentan quienes
asumen en los hechos, y públicamente, el trato que cualquier pa dre o madre dispensan a su hijo, y que tiene según
la ley civil el mismo valor que el reconocimiento expreso de la paternidad.
Por otro lado, el art. 257 del Código Civil determina que el concubinato de la madre con el presunto padre durante
la época de la concepción h ará presumir su paternidad, salvo prueba en contrario. En el caso no sólo no existe
prueba en contrario sino que el vínculo nunca fue negado o puesto en duda como realidad biológica por ninguno de
los interesados.” (SALA SEGUNDA D EL TRIBUNAL DE CASACIÓN PEN AL DE LA PROVINCIA DE BUENOS AI RES,
RECURSO DE CASACIÓN INTERPUEST O EN FAVOR DE P. D. M., CAUSA Nº 42.081, RTA. 2 DE DICIEMBRE 2010).
§2.- Ánimo homicida: deben tenerse en cuenta los datos existentes acerca de las relaciones
previas entre agresor y agredida; del comportamiento del autor antes, durante y después

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA