Delitos contra la integridad sexual

Páginas:262-268
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
2
26
62
2
VI
Delitos contra la integridad sexual
Sumario
§1.- Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa N° 26.149,
caratulada “V., R. J. A. s/ recurso de c asación” y su acumulada, la causa N° 26.150, caratulada “F., N. A. s/
recurso de casación”, rta. 12 de octubre 2010. La privación de la libertad con el fin de cometer un abuso sexual
no configura un hecho independiente (concomitancia e inmediación).
§2.- Sala Primera del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa 32.645
caratulada: “B., A. F. s/ recurso de Casación”, rta. 3 de febrero 2011. Delito de abuso sexual. No corresponde
computar la agravante de riesgo de enfermedad venérea por ser una especulación. Tampoco la menor e dad de la
víctima si esto ya importa un recaudo típico de la figura base (Mayoría). Corresponde la agravante de riesgo de
contraer enfermedad venérea, en atención a que ha mediado un peligro concreto en tanto que el esperma y el
líquido seminal son unos de los líquidos corporales que contienen suficientes cantidades de virus, el peligro es
mayor si ha mediado eyaculación. Corresponde la agravante de menor edad de la víctima en tanto los abusos
sexuales fueron agravados por el vínculo y por el acceso carnal, en tanto que el concurso ideal que asignara el “a
quo” c on corrupción de menores no puede confundirse con l a agravante apuntada, ya que a los efectos de la
configuración del tipo, menor de edad resulta ser aquella persona que detenta menos de 18 años de edad, no
computa una edad determinada (en el caso 8 y 12 años circunstancia denota una mayor vulnerabilidad física y
moral, evidenciando consecuentemente un mayor grado de injusto) (Minoría). La agravante de riesgo de
enfermedad venérea debe basarse en el conocimiento del autor que la posee, sino sería consagrar responsabilidad
objetiva (Mayoría).
§3.- Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa nro. 42.416,
caratulada: “recurso de casación interpuesto a favor de J. O. O.”, rta. 28 de diciembre 2010. A buso sexual
gravemente ultrajante: dificultades de su determinación en orden a la indeterminación de su tipific ación,
necesidad de interpretar con la máxima taxatividad la figura. Estructura similar a la del abuso sexual simple, ha
de tenerse en cuenta la progresividad, es una figura más grave. Necesidad de delimitar la figura con la violación
problemas en las zonas limítrofes-: reservar a la agravante intermedia únicamente aquellas conductas
aproximadas en magnitud al acceso carnal, pero que quedarían excluidas de esa última tipicidad por no reunir
alguno de sus requisitos.
§4.- Sala Primera del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa Nº 18.560
caratulada: “A., F. D. s/ Recurso de Casación”, r ta. 15 de marzo 2011. El concepto de “honestidad” como
concepto cultural. La relectura del delito de corrupción. Debe tratarse de un quehacer aberrante, repulsivo, que
hiera la integridad sexual o que constituya, como se ha dicho, “la pompa de la de shonestidad”, marcando –claro
está- al concepto de honestidad con el variable contenido actual.
§5.- Sala Primera del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa N° 41.755,
caratulada "C., O. A. s/ recurso de casación", rta. 19 de mayo 2011. El tipo penal contenido en el artículo 125
del Código de fondo no viola el principio de legalidad. La aplicación de las agravantes de los incisos b) y f) del
artículo 119 cuarto párrafo del artículo 119 del Código Penal no se excluyen entre sí.
§1.- La privación de la libertad con el fin de cometer un abuso sexual no configura un
hecho independiente (concomitancia e inmediación)
“… (errónea aplicación del art. 130 C.P.) la privación de la libertad sufrida por G., consistente en ser conducida
por la fuerza por los imputados hasta el lugar donde se perpetró el abuso sexual, configura una restricción libertaria
que es inherente al abuso sexual y que no puede considerarse como un hecho independiente de la conducta abusiva
en tanto constituyó la violencia necesaria para perpetrar dicho abuso, más aún si se tiene en cuenta la distancia
recorrida y la concomitancia e inmediación que existió entre la violenta privación de la libertad y el abuso sexual.”
(SALA SEGUNDA DEL TRIBUNAL DE CASACIÓN PENAL DE LA PROVINCI A DE BUENOS AIRES, CAUSA 26.149,
CARATULADA “V., R. J. A. S/ RECURSO DE CASACIÓN Y SU ACUMULADA, L A CAUSA 26.150, CARATULADA “F.,
N. A. S/ RECURSO DE CASACIÓN”, RTA. 12 DE OCTUBRE 2010).
§2.- Delito de abuso sexual. No corresponde computar la agravante de riesgo de
enfermedad venérea por ser una especulación. Tampoco la menor edad de la víctima si
esto ya importa un recaudo típico de la figura base (Mayoría). Corresponde la agravante
de riesgo de contraer enfermedad venérea, en atención a que ha mediado un peligro

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA