Delitos contra la Administración Pública

Páginas:185-189
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
1
1
8
8
5
5
VI
Delitos contra la Administración Pública
Sumario
§1.- Cámara Nacional de Casación Penal, Sala II, causa “K. S. y otro s/recurso de
casación”, rta. 7 de diciembre 2009. MicroJuris. El delito de evasión tributaria conforme se
encuentra tipificado en nuestro sistema no es un d elito de pura infracción de deber ya que
requiere en su ejecución de la conformación de comportamientos de simulación u
ocultamiento, en defini tiva, engañosos. El apo rte del contador condenado en calidad d e
partícipe primario ha ya sido en la etapa anterior a la ejecución del d elito -en el caso, evasión
simple del impu esto a las ganancias y del impuesto al valor ag regado (arts. 1 y 15 inc. a de la
ley 24.769)-, carece de relevancia pues el ilícito finalmente fue concretado po r el obligado al
pago, otorgándole entonces eficacia decisiva a ese obrar antecedente.
§1.-El delito de evasión tributaria conforme se encuentra tipificado en nuestro sistema no
es un d elito de pura infracción de deber ya que requiere en su ejecución de la
conformación de comportamientos de simulación u ocultamiento, en definitiva, engañosos.
El aporte del contador condenado en calidad de partícipe primario haya sido en la etapa
anterior a la ejecución del delito -en el caso, evasión simple del impuesto a las ganancias y
del impuesto al valor agregado (arts. 1 y 15 inc. a de la ley 24.769)-, carece de relevancia
pues el ilícito finalmente fue concretado por el obligado al pago, otorgándole entonces
eficacia decisiva a ese obrar antecedente.
“…respecto a la determinación de oficio practicada, resalta el a quo que ella no tiene base
presunta, sino base cierta (art.16 de la ley 11.683). Así, aquélla se verifica cuando no sólo el
monto evadido ha sido determinado en base a presunciones, sino que además la existencia del
hecho y de la materia imponible es asumida por la ley a partir de ciertos indicadores (art. 18 de
la ley 11.683). Diferente es el presente caso, como afirmó el tribunal de juicio, dado que "la
existencia de los hechos o materia imponible que se pretendieron disimular, está probada más
allá de toda duda a partir de la evidencia que pone de manifiesto los ardides o engaños urdidos
por la contribuyente para ocultarlos y modificar así la realidad económica generadora de los
gravámenes. Probadas las maniobras ardidosas, el conocimiento de la materia imponible es
cierto, aún cuando se apliquen presunciones para, partiendo de base cierta, determinar el monto
imponible".
(…)
“… el concepto de lo "devengado" es utilizado por la ley como el más importante criterio de
imputación de las ganancias, cuando ella aún no se ha percibido -criterio de la percepción de
ganancias- (cfr. art.18 de la Ley de Impuesto a las Ganancias), pero la divergencia entorno al
concepto de "devengado" se origina en el hecho de que la ley no determina en qué consiste.
“Concretamente, la defensa considera que no basta con la facturación de una venta, sino que se
precisa la entrega del bien vendido, a fin d e poder vincular la ganancia (como los gastos
generados para obtenerla) con un período fiscal determinado, en virtud del criterio de lo
"devengado".
“Respecto del concepto de "devengado", la jurisprudencia tiene dicho que: "El co ncepto de lo
devengado implica que los resultados (ingresos y gastos) deben computarse cuando la
operación que los origina queda perfeccionada, considerando la legislación o prácticas
comerciales. Por consiguiente, resulta indiferente que el pago del gasto se haya efectuado o no,
por cuanto a los efectos de su deducción en el balance impositivo basta con que se deba" (cfr.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA