Dejemos la Cruz, saquemos las banderas

Autor:Rufus Monacus
Cargo:Licenciado en Sociología (U.Católica de Chile)
RESUMEN

1.Cuando estudié sociología en la Católica de Chile sentí en carne propia que los chilenos nos miraban con rencor, no con envidia como algunos dicen. (...)

 
EXTRACTO GRATUITO
  1. Cuando estudié sociología1 en la Católica de Chile sentí en carne propia que los chilenos nos miraban con rencor, no con envidia como algunos dicen. Y con rincón justificado porque ellos suelen identificar porteños (agrandados, soberbios, ofensivos) con argentinos.

    Por otra parte, observé con asombro que la Generala del Ejécito Chileno es la Virgen del Carmen.

    Y me sentí tranquilo porque la misma Virgen es la Generala del Ejécito Chileno, lo que podía señalar, tal era mi ingenuidad, que nunca chilenos y argentinos íbamos a entrar en guerra hasta que la diferencia sobre el canal de Beagle fue solucionada por la Santa Sede, posiblemente por una orden de la Generala que no podía entrar en conflicto consigo misma, porque, convengamos, será virgen pero no es tonta.

  2. Me enteré del lío tremendo de la Corte Europea sobre Derechos Humanos que le exige a Italia retirar los crucifijos de las escuelas estatales. Como no soy abogado no puedo opinar al respecto pero me ayudó a escribir lo que siempre pensé.

    ¿Por qué en nuestras iglesias y capillas siempre están dos banderas, la argentina y la de la Ciudad del Vaticano? “Porque somos argentimos y católicos” me respondieron.

  3. En primer lugar. la llamada bandera papal es la enseña de la Ciudad del Vaticano. Esta Ciudad alberga la Santa Sede, máxima institución de nuestra Iglesia. Curiosamente, nuestra Iglesia carece de bandera siendo su único distintivo la Cruz. Por lo tanto, al tener en nuestros centros religiosos la bandera papal estamos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA