Decreto N° 475/09

FirmantesMacri-Piccardo-Grindetti-Rodríguez Larreta
Jefe de GobiernoMauricio Macri
EmisorGobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Fecha de la disposición22 de Mayo de 2009

GOBIERNO DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES

DECRETO N° 475/ 09

REGULARIZA LA SITUACIÓN LABORAL DE ROQUE SACCOMANDI, FC N° 237.815 - RESCINDE EL CONTRATO DE RELACIÓN DE DEPENDENCIA POR TIEMPO DETERMINADO EN EL MARCO DEL DECRETO N° 948-05 Y LO INCORPORA A LA PLANTA PERMANENTE COMO ARQUITECTO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE ESPACIOS VERDES

Buenos Aires, 22/05/2009

VISTO: las Ordenanzas N° 39.771, N° 40.484, N° 39.735, N° 40.402, las Leyes N° 23.466, N° 21.260, N° 21.274, N° 23.278, N° 23.623, N° 24.043 y N° 24.441, la Convención Americana de Derechos Humanos y el Expediente N° 71.436/03, y;

CONSIDERANDO:

Que, mediante dicho actuado tramita la presentación efectuada por el agente Roque Saccomandi, F.C. N° 237.815, quien solicita se regularice su situación laboral por cuanto manifiesta, que desde hace varios años no cobra sus haberes, ni ha sido cesanteado por causa alguna;

Que, desde el punto de vista formal, la presentación merece el tratamiento de una simple petición en los términos del artículo 14 de la Constitución Nacional;

Que, en la misma, indica que era conocida por sus compañeros y Jefes de área su militancia en la Juventud Peronista y que en agosto de 1977 fue secuestrado por uno de los llamados “grupo de tareas“, perteneciente al Regimiento 3 de Infantería de La Tablada, habiendo permanecido desaparecido por cinco días;

Que, agrega que al presentarse a su lugar de trabajo, poco tiempo después, fue hostigado por parte de gente desconocida, que aparecía por el lugar. Ante las amenazas recibidas, con temor fundado por su vida, expresa que en noviembre de 1977 dejó de presentarse a trabajar;

Que, señala que en 1984 solicitó su reincorporación, recibiendo como respuesta que ello no era posible porque nunca había cesado en sus funciones;

Que, asimismo, informa que desde octubre de 2004 se desempeña como contratado en la Dirección General de Espacios Verdes;

Que, la ex Dirección Administración de Personal de la entonces Secretaría de Hacienda y Finanzas, informó que el interesado fue designado por Decreto N° 1.366/75 como personal temporario (barrendero) en la denominada Dirección General de Limpieza a partir del 10/06/75. Posteriormente, por Decreto N° 2.460/78, fue transferido a la entonces Dirección General de Paseos, como Barrendero/Papelero a partir del 28/04/78. Después de esta última fecha, no existen más registros relativos al interesado;

Que, de los antecedentes obrantes en los autos de la referencia, surge que el último lugar de trabajo del presentante fue la ex-Dirección de Arquitectura y Urbanismo (en comisión de la Dirección “A” de Limpieza);

Que, la entonces Dirección General de Espacios Verdes y la ex-Dirección General de Higiene Urbana informaron, con fechas 13/08/04 y 13/01/05, respectivamente, que no registran antecedentes relacionados con el agente Roque Saccomandi;

Que, la entonces Dirección General de Recursos Humanos indicó que no existe registro sobre su cese, cesantía, ni renuncia;

Que, asimismo, la ex Dirección Administración de Personal indicó que, mediante Resolución N° 39/MAyEP/08, se renovó el contrato del presentante conforme Decreto N° 948/05;

Que, con fecha 08/09/06, la Subsecretaría de Derechos Humanos emitió opinión sobre el particular;

Que, al respecto, es de señalar que la última dictadura militar diseñó y ejecutó, desde los más altos niveles del Estado, con el monopolio absoluto de sus recursos e instituciones y la creación de un aparato represivo paralelo, ilegal y clandestino, un plan sistemático y masivo de violaciones a los derechos humanos que produjo una reorganización radical de todas las esferas de la sociedad;

Que, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos, repudia el accionar ilegal llevado adelante por el régimen dictatorial y entiende que conforme al derecho internacional de los derechos humanos el Estado debe bregar por reparar dada su responsabilidad por la violación de dichos derechos fundamentales;

Que, debe señalarse que luego de reestablecida la democracia, se sancionaron y dictaron diversas normativas a través de los cuales se previó el mecanismo de reincorporación de los agentes municipales que hubieran sido prescindidos o cesanteados por causas gremiales, políticas y/o ideológicas durante la última dictadura militar;

Que, el espíritu que imperó al momento de sancionarse dichas normas fue, en efecto, el de reparar los daños que sufrieran los trabajadores de la ex-Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires al haber sido dados de baja arbitrariamente de sus empleos en el marco de las Leyes N° 21.260 y N° 21.274;

Que, la citada Subsecretaría entendió que, si bien el presente caso no trata de una reincorporación por cuanto el señor Saccomandi no ha sido desvinculado legalmente, el mismo espíritu que instó al dictado de las normas que previeron la reincorporación de los agentes es el que debe imperar también ahora al considerar este caso. Ello, toda vez que los hechos que dieran origen a la desvinculación laboral de hecho del señor Saccomandi no son otros que los acontecidos en el marco de persecución a los empleados públicos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR