Decreto 1494/1992

Fecha de la disposición:24 de Agosto de 1992
 
EXTRACTO GRATUITO

Decreto 1494/92 del 20/08/92 TRANSPORTE TERRESTRE DE CARGAS Decreto 1494/92 Principios Rectores. Ambito de aplicación. Coordinación. Transporte de Cargas. Transporte Exclusivo. Transporte Propio. Transporte Propio y Ajeno. Fleteros. Registro Nacional. Inscripción. Información a Registrar. Obligaciones del Transportista. Seguros. Responsabilidad del Transportista. Dador y Tomador de la Carga. Disposiciones Complementarias y Transitorias. Bs. As., 20/8/92 VISTO la ley N° 12.346 y sus modificaciones, la Ley N° 23.696 de Reforma del Estado; el Decreto Reglamentario N° 405 del 5 de marzo de 1981, sus modificatorios y complementarios y el Decreto N° 2248 del 31 de octubre de 1991; y CONSIDERANDO: Que el Artículo 5 del Decreto N° 2284/91 dispone la desregulacíon del transporte automotor de cargas, de la carga y descarga de las mercaderías y la liberación de la contratación entre Transportistas y dadores de carga en todo el territorio nacional. Que a fin de preservar la seguridad jurídica y de garantizar el cabal cumplimiento de la libertad de contratación, debe complementarse la citada disposición y deben derogarse expresamente las reglamentaciones que impiden la desregulación del sector. Que si bien el sistema de transporte automotor de cargas se encuentra organizado sobre la base de una amplia apertura y competencia, no se justifica actualmente el mantenimiento de ciertas restricciones. Que la Ley N° 12.346 faculta a la autoridad de aplicación a determinar en cada caso lo que debe entenderse por servicio público de transporte. Que no se justifica en este momento histórico mantener al transporte de cargas bajo el régimen de servicio público, caracterizado por concesiones o permisos que el Estado otorga a los particulares, y se considera razonable reemplazar el régimen de concesiones estatales por un régimen de libertades, donde el particular no vea condicionada su actividad de transporte de cargas por carretera al permiso de la Administración Pública Nacional, sino que la ejerza por propio derecho. Que las medidas adoptadas por el presente no suponen un abandono por parte del Estado del ejercicio de su Poder de Policía sino una orientación del mismo hacia la preservación de la seguridad del transporte y al resguardo de la lealtad comercial y los derechos del consumidor cuyos controles se ven perjudicados cuando el Estado dedica todos sus esfuerzos y recursos a la preservación de la ecuación económica de los prestadores. Que las restricciones establecidas por el Decreto N° 405/81 a las inversiones extranjeras en el transporte de cargas no se condicen con la política del Gobierno Nacional en la materia. Que a fin de preservar la lealtad comercial y los principios de la libre competencia, que aseguran...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA