Decreto 1942/2014

Fecha de la disposición:24 de Octubre de 2014
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO



AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE COMUNICACION AUDIOVISUAL

Decreto 1942/2014

Recházase recusación.

Bs. As., 24/10/2014

VISTO el Expediente Nº 3002/13 del registro de la AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE COMUNICACION AUDIOVISUAL, y

CONSIDERANDO:

Que las firmas GRUPO CLARÍN SOCIEDAD ANÓNIMA, ARTE RADIOTELEVISIVO ARGENTINO SOCIEDAD ANÓNIMA, RADIO MITRE SOCIEDAD ANÓNIMA y CABLEVISIÓN SOCIEDAD ANÓNIMA recusan con causa, entre otros funcionarios, al Presidente del DIRECTORIO de la AUTORIDAD FEDERAL DE SERVICIOS DE COMUNICACION AUDIOVISUAL D. Martín SABBATELLA, como asimismo a los Directores D. Ignacio SAAVEDRA, D. Néstor Raúl AVALLE, D. Eduardo Francisco RINESI y D. Claudio Alberto SCHIFER.

Que las recusaciones efectuadas se fundan en el artículo 17, inciso 7 del CODIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION en relación a todos los Directores; adicionándose en el caso del Presidente del DIRECTORIO, D. Martín SABBATELLA, las causales previstas por los incisos 5) y 10) de la misma norma.

Que conforme surge de las constancias del expediente, los funcionarios recusados niegan y rechazan las causales invocadas por las presentantes.

Que las recusaciones realizadas a los CINCO (5) miembros del DIRECTORIO nombrados en el presente con fundamento en el inciso 7) del artículo 17 del CPCCN, deben descartarse de plano ya que resultan genéricas o se basan en la intervención en actuaciones anteriores.

Que el artículo 6° de la Ley Nº 19.549, expresamente prevé que: “...La intervención anterior del funcionario o empleado en el expediente no se considerará causal de recusación...”.

Que la intervención de los miembros del DIRECTORIO recusados en estas actuaciones ha sido, en primer lugar, para declarar la admisibilidad formal de la propuesta de adecuación a la Ley Nº 26.522 presentada por quienes efectúan la recusación y que motivara el dictado de la Resolución Nº 193-AFSCA/14; salvo el Dr. RINESI que fue nombrado con posterioridad.

Que en ese momento, los presentantes no consideraron que la actuación de los integrantes del Directorio estuviera “teñida de parcialidad”.

Que en las actuaciones se garantizó el derecho de defensa en juicio y el debido proceso a las presentantes.

Que las expresiones de las que se agravian las recusantes en relación al Presidente del Directorio, no acreditan la argüida enemistad.

Que no basta la mera mención de una empresa o de uno de sus socios, para que dicha mención se convierta en sí misma en causal de recusación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA