La decisión en el territorio imperial

Autor:Comité Editorial
  1. Las decisiones. “Ningún pueblo gesta una cultura planetaria. Lo que puede lograr es una dominación planetaria , que en cuanto tal será siempre violenta”1.-

    La cultura es el gesto reparador frente a la intemperie de la existencia2. Lo es para cada hombre y mujer , y lo es para los pueblos que le impregnan su ética. La cultura, lejos de la imitación que promueven los imperios , se torna en “pura decisión”. Dependerá de cada pueblo , y de cada tiempo histórico que le toque vivir , que esa decisión sea o no transformadora.

    “(…)Y desde esta posibilidad de crear el mundo de vuelta , desde esta alternativa , descalificada por la cultura dominante , podemos entender por qué la sabiduría popular , en América , es todavía mítica o bárbara. Lo es , no porque atrasada o desarrollada , sino por así el pueblo conserva su posibilidad de entender su cultura impuesta , la del remedo y la mimesis , como mera estrategia para sobrevivir , y , por otro lado , mantiene la posibilidad de ensayar símbolos que le permitan acertar con un sentido , o remedio al puro hecho de vivir.(…)”3 ; liberando el “nosotros fundante” de toda experiencia ética

    ¿En que circunstancias los pueblos abandonan las cadenas que lo atan a su dominación? ¿cuándo abandonan la somnolencia y los miedos que le habitan y deciden iniciar el camino de su libertad? ¿en qué momento de nuestra historia diremos aquí estamos?

    Ese momento no es inexorable , es una posibilidad en la vida de los pueblos.

  2. ¿Quiénes deben tomar las grandes decisiones? Suele repetirse como directriz heredada de los pueblos germanos para una reflexión republicana, aquella práctica observada en “La Germania”, en la que las tribus dejaban en el pueblo y no en la exclusiva decisión de quienes ejercían el poder , la adopción de las grandes decisiones.Las grandes decisiones las toman los pueblos ; las pequeñas , los jefes . “Los jefes atienden a los asuntos de menos monta; los más importantes se resuelven entre todos; sin embargo, los prohombres tratan aun de aquellos cuya decisión pertenece al pueblo. (…) Cuando están en número suficiente, se sientan a deliberar armados. Los sacerdotes, que entonces tienen también el derecho de reprimir, imponen silencio. Luego el rey o el caudillo, según su edad, nobleza, gloria guerrera y elocuencia, son oídos más por la persuasión que por el poder de mando. Si su dictamen les desagrada lo muestran con murmullos; si lo aprueban, agitan sus frámeas. El más honorífico consentimiento es aplaudir con las armas”4.

    La relectura de este párrafo (escrito desde el centro del imperio) y que corresponde paradójicamente a la limitación institucional de los poderes de los “príncipes” germanos , en una época que ponía fin a la república en Roma ; no deja de motivar la reflexión en nuestro tiempo, donde un pueblo aún condena las decisiones que repugnan a la república , que pretenden imponer “sin ley” los jefes del país.-

    La disputa por la renta extraordinaria que produce en nuestro territorio el modelo agro-minero exportador , que se origina en la demanda mundial de alimentos , y en razón a los mecanismos de apropiación , han logrado movilizar a grandes sectores de nuestra población. ¿Estamos frente a una gran decisión? ¿o no? , ¿de qué depende que estemos frente a una gran decisión?

    La cuestión sobre la justicia o no de la Resolución 125/2008 , que motivara el esquema de retenciones móviles que levantó una inmensa ola de repudios sectoriales e institucionales , no responde exclusivamente a críticas originadas en cuestiones económicas. Quién reduzca su mirada estríctamente al plano material , no tendrá una acabada visión de la profundidad de las causas que pueden estar empujando “desde abajo” la resolución del conflicto , y que en definitiva determinó el reordenamiento político de “los jefes” argentinos.-

    Bien lo enseñaba Von Ihering que : “El grado de energía con el cual el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba