La decisión de proteger a Cristina Kirchner sacude al peronismo

"Es una catástrofe: quedó en el lugar de ser policía o cómplice". La frase de un dirigente que ansía reconstruir el peronismo sin volver al kirchnerismo resume la atmósfera interna del frente al maremoto desatado por y sus revelaciones de corrupción. El bloque que conduce el senador de Río Negro tiene la llave de muralla que mantiene a a salvo de la prisión. Solo los fueros parlamentarios la protegen de una detención.Si le extiende el amparo, Pichetto puede ser visto como su "cómplice" frente a las denuncias de sobornos; si le suelta la mano, el senador se arriesga a quedar como "policía" ante la mirada del peronismo, que teme que una vez abierta la compuerta del el maremoto arrastre a otros. Es el dilema que contamina el aire de la Cámara alta.El argumento del jefe del bloque justicialista es que los antecedentes del Senado requieren una sentencia firme para levantar los fueros. La doctrina sirvió para mantener en su banca del Senado a , condenado en el caso del contrabando de armas del Ejército a Croacia y Ecuador por una causa que se inició en 1995. Pero la protección de los fueros es una coraza que interesa a otros miembros de la bancada justicialista, más allá de Fernández de Kirchner y Menem. Por caso, un compañero de la bancada, el senador , se excusó en sus fueros parlamentarios para no comparecer como testigo ante el tribunal que lleva adelante el juicio por .En paralelo, el desconcierto sobre el alcance de las confesiones empresarias, que comenzaron con la publicación de los cuadernos del por parte de LA NACION, extendió el nerviosismo en otros ámbitos políticos con ascendencia en el Senado. Las revelaciones de corrupción también inquietan a un puñado de gobernadores.La reciente condena por el contra , por caso, aún espera una resolución sobre las denuncias que afectan al gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, acusado por el arrepentido de encubrir pagos espurios a través de renegociación de la deuda pública formoseña.Las denuncias por las obras públicas también transformaron a Córdoba en un tembladeral, donde hay obras de y Electroingeniería. Jorge Neira, ejecutivo de esta última empresa, quebró la semana pasada por primera vez el frente incólume que mantenía la compañía cordobesa y pidió plegarse al régimen de "imputado colaborador" para...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba