Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix, 6 de Julio de 2020, expediente CNT 023986/2016/CA001

Fecha de Resolución 6 de Julio de 2020
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX

Causa N°: 23986/2016 - DEBIAGGI, J.C. c/ GALENO ART S.A. s/

ACCIDENTE - LEY ESPECIAL

En la ciudad de Buenos Aires, el 2-7-2020 ,

para dictar sentencia en los autos caratulados:

DEBIAGGI, J.C. C/ GALENO ART S.A. S/ ACCIDENTE –

LEY ESPECIAL

, se procede a votar en el siguiente orden:

El D.M.S.F. dijo:

I- Contra la sentencia de primera instancia recurre la parte actora a partir del escrito obrante a fs.

135/140.

Asimismo, a fs. 134 el perito médico apela los honorarios regulados a su favor, por considerarlos reducidos.

II- La recurrente se agravia del fallo de grado que rechazó la demanda interpuesta.

Estimo que la queja debe prosperar.

Observo que, en el caso, el trabajador sufrió un accidente en su domicilio el día 16/1/2015, mientras lavaba el vehículo de propiedad de su empleadora con el cual desarrollaba sus tareas de taxista.

La aseguradora, por su parte, reconoció en la contestación de demanda haber recibido la denuncia del accidente con fecha 19/1/2015 y haber otorgado las prestaciones médicas correspondientes.

Si bien manifestó que posteriormente rechazó el accidente, a partir de la carta documento adjunta a fs.

52 –que habría sido remitida el 19/2/2015- advierto que el rechazo en cuestión resultó, eventualmente,

extemporáneo en los términos del art. 6, párr. 2, del dec. 717/96, norma que dispone que el silencio de la aseguradora se entenderá como aceptación de la pretensión transcurridos diez días de recibida la denuncia.

Fecha de firma: 06/07/2020

Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA

28312041#261394118#20200702221338822

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX

En este marco, destaco que el accidente denunciado en autos debe entenderse como reconocido por la aseguradora demandada como un accidente de trabajo.

Sólo a mayor abundamiento aclaro que discrepo con el criterio de la Sra. Juez en cuanto a que el suceso no ocurrió por el hecho o en ocasión de trabajo y que el actor no se encontraba a disposición de su empleadora.

En efecto, observo que en el escrito de demanda el Sr. D. señaló que la higienización del vehículo era una de las tareas que realizaba habitualmente (ver fs. 5vta./6), circunstancia que no fue desconocida en autos por parte de la aseguradora -y que, agrego, no considero que resulte ajena a las tareas propias de un taxista, por cuanto un automóvil debe encontrarse en condiciones de higiene para poder realizar las mismas-.

Por otra parte, el actor señaló que su horario de trabajo era de lunes a sábados 6:30 a 19:30 y que el accidente ocurrió el 16/1/2015 –que cayó viernes-, a las 14:15 hs. (ver fs. 5vta.).

Al respecto, destaco que la demandada se limitó a negar dichas circunstancias, pero no expresó su postura al respecto, lo cual constituye una carga procesal en los términos del art. 356 inc. 2 del CPCCN –que resulta aplicable al procedimiento laboral en virtud de la remisión efectuada por el art. 71 de la ley 18.345-.

Por ello, considero que el accidente de autos se produjo mientras el actor desarrollaba sus tareas habituales y, además, en horario de trabajo.

III- A partir de lo expuesto en el apartado anterior, corresponde dilucidar si el actor padece incapacidad psicofísica indemnizable como consecuencia del accidente denunciado.

Observo que el perito médico designado en autos,

luego de revisar al actor y a partir de los estudios médicos efectuados, informó que “…el actor sufrió un siniestro por el cual fue operado por la ART, con lesión en la muñeca y mano derecha, por la cual fue operado,

tras lo cual se le otorgó el alta a pesar de continuar con dolor y disminución de fuerza y funcionalidad de mano derecha. Al examen clínico se detecta disminución Fecha de firma: 06/07/2020

Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA

28312041#261394118#20200702221338822

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX

de movilidad de muñeca y franca disminución de fuerza grado M3 de la escala del BMCR en mano derecha en territorio de nervio mediano con dificultad para cierre de puño, pinza y fuerza de prensión. Los hallazgos imagenológicos, con aumento de líquido intraarticular por persistencia de inflamación en carpo y alteraciones electromiográficas en función motora de nervio mediano,

corroboran la semiología…

(ver fs. 118vta).

Asimismo, fundándose en el examen psicológico adjuntado a fs. 99/107 señaló que padece una RVAN grado II (ver fs. 118vta.).

En este marco, determinó que el actor padece una incapacidad física del orden del 10,50 de la t.o. y una incapacidad psíquica del orden del 10% de la t.o. y que,

sumando los factores de ponderación, padece una incapacidad psicofísica total del orden del 22,75% de la t.o. (ver fs. 119/vta.).

Por otra parte, señaló que “…esta incapacidad guarda, de modo verosímil, relación causal con el siniestro denunciado, que originara los presentes autos,

ya que peste, en caso que V. considere probado que ha ocurrido tal como lo relata el actor, en concordancia con los estudios y documentos médicos presentados, y el examen pericial por mí efectuado, por su etiología,

topografía, mecanismo de producción y cronología, son causa suficiente y eficiente como para producir las secuelas descriptas en este informe pericial…

(ver fs.

118vta./119).

Estimo que el informe pericial médico resulta claro y convincente, desde que ha sido elaborado sobre la base de los exámenes médicos practicados al trabajador y se encuentra debidamente fundado con criterios científicos (art. 386 CPCCN).

Valoro, asimismo, que no ha sido impugnado por las partes.

Por lo expuesto, teniendo en cuenta que la valoración del nexo de causalidad corresponde a la órbita jurídica, de acuerdo a la modalidad del accidente que, como expresé anteriormente, se encuentra reconocido en autos, y lo dictaminado por el experto, considero que, en el caso, existe relación de causalidad entre el Fecha de firma: 06/07/2020

Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA

28312041#261394118#20200702221338822

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX

accidente de autos y la incapacidad física que padece el actor.

Ahora bien, en este caso concreto y dadas las particularidades fácticas aquí reunidas, no encuentro razonable que el porcentaje de minusvalía psíquica generada por las secuelas de la dolencia que padece,

equivalga a la incapacidad física que se reconoce por la dolencia en sí misma.

En dicho marco, considero adecuado sostener alguna proporcionalidad entre ambos daños y, teniendo en cuenta que el daño psíquico ha sido reclamado, en el caso, como consecuencia del daño físico y que la incapacidad psíquica constatada en autos también depende de circunstancias relativas a la base estructural del sujeto, estimo adecuado para el caso concreto, computar un 5% de incapacidad psicológica vinculado causalmente con el accidente de autos.

Así, la incapacidad psicofísica del actor vinculada causalmente con el accidente de autos asciende al 15,5 %

de la t.o.

Corresponde adicionar los factores de ponderación de acuerdo a lo informado por el perito que en el caso,

ascienden al 1,55% (10% en concepto de “dificultad leve a intermedia para la realización de las tareas habituales” y 1% en concepto de “edad”)-.

Por todo lo expuesto, considero que la incapacidad psicofísica total derivada del accidente de autos asciende al 15,5% de la t.o.

Consecuentemente, propongo revocar la sentencia de primera instancia y condenar a la aseguradora demandada a abonar la prestación dineraria correspondiente a dicha incapacidad.

IV- A continuación corresponde que me expida respecto de los cuestionamientos de constitucionalidad de los artículos pertinentes de la ley 24.557,

efectuados en el escrito de demanda.

Dichos tópicos han merecido pronunciamientos puntuales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que comparto en sus líneas directrices sustanciales,

avalando su seguimiento no sólo el parecer concordante,

Fecha de firma: 06/07/2020

Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: MARIO SILVIO FERA, JUEZ DE CAMARA - SALA IX

Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA

28312041#261394118#20200702221338822

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA IX

sino también razones de economía procesal e institucionales referentes a la investidura de nuestro Máximo Tribunal de Justicia (arts. 31, 108, 116 y concordantes de la Constitución Nacional).

En el mismo sentido, la declaración de inconstitucionalidad de los artículos 46, apartado primero, 21 y 22 de la Ley de Riesgos del Trabajo encuentra claro apoyo en la doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “Castillo, Á.S. c/Cerámica A. S.A. (Fallos 327:3610), sentencia del 7/09/04.

Dicha doctrina ha sido corroborada en los precedentes “V., I. c/ Mapfre Aconcagua A.R.T. y otro”, de fecha 13/03/07 y “M., N.G. c/ La Caja A.R.T. S.A. s/ Ley 24.557”, de fecha 4/12/07, en los cuales, en líneas generales, se estableció que los trabajadores pueden concurrir directamente ante los tribunales laborales para reclamar las prestaciones dinerarias o en especie de la ley 24.557, sin necesidad de transitar el procedimiento ante las Comisiones Médicas, previsto por el citado cuerpo normativo.

Asimismo y por aplicación del principio alterum non laedere consagrado en el art. 19 de la Constitución Nacional, no puede quedar sin reparar ninguna enfermedad al margen de cualquier listado de enfermedades reparables cuando tengan alguna vinculación con el factor trabajo. En ese sentido, es dable reiterar la doctrina de la C.S.J.N. expresada en el caso “S.F.J. c/ Unilever...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR