Sentencia nº 245 de Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral - Rafaela, 1 de Enero de 2015

Presidente7375/15
Fecha de Resolución 1 de Enero de 2015
EmisorCámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral - Rafaela

VISTOS: Estos caratulados "Expte. Nº 245 - Año 2.013 - DEBENEDETTO, M.A. c/ ALBRECHT, A.án Néstor s/ Med. C.. A.. de Bienes"; de los que RESULTA:

Que vienen a resolución los recursos de nulidad y apelación que, la parte actora interpusiera en forma subsidiaria al de revocatoria (fs. 20 a 23) opuesto contra el proveído de fecha 17/10/2.013 (fs. 16), mediante el cual la a quo niega el secuestro de semovientes solicitado como medida al juicio ordinario que dice el quejoso que promoverá en el plazo legal. La Jueza de grado fundamenta su decisión invocando el art. 288 del CPCCSF y afirmando que las vacas cuyo secuestro se pretende no son los semovientes objeto del litigio, sino otras de las mismas características que las alquiladas, y añade que cuando el secuestro es complementario requiere como medida previa, la traba del embargo y demostración sumaria de que tal medida resulta insuficiente para la conservación o guarda de los bienes.

A fs. 25 a 27 vto., la Jueza de la instancia anterior rechaza la revocatoria interpuesta y concede el recurso de apelación. Radicados ante esta Cámara, el recurrente expresa agravios a fs. 32 a 39. En dicho escrito no se sostiene el recurso de nulidad y se expresan agravios para fundar el de apelación.

El recurrente comienza haciendo una síntesis de la base fáctica y de las actuaciones obrantes en el presente. Si bien el escrito es extenso, el agravio está dirigido al rechazo de la cautelar solicitada, la que estaba pensada como medida previa a la iniciación del juicio ordinario de cobro de pesos por daños y perjuicios. Asegura que se configuran todos los presupuestos comunes a cualquier cautelar (peligro en la demora, verosimilitud del derecho y, sostiene que en el caso no es necesaria la contracautela).

Señala que la coincidencia de la medida cautelar y pretensión de fondo implicaría una sentencia anticipada, que fue uno de los argumentos utilizados por la Sentenciante para rechazar la revocatoria y mantener improcedencia del secuestro, asegura que ello no es óbice para despacharla, y cita jurisprudencia extraída de juicios de amparo.

Asegura que la a quo no ha advertido ni la gravedad ni la trascendencia del conflicto, y afirma -citando al Dr. L.- que en casos difíciles el juez no puede decidir como quiere, sino que debe guiarse los principios y aplicar el juicio de ponderación, justificando la decisión en términos de corrección. Y añade que se trata de los conflictos policéntricos en los que, aparentemente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba