Debate. Cámara de Diputados de la Nación. Agosto 13 de 1964

Páginas370-390
Anexo 370
3. Cuestión de privilegio
Planteada por el señor diputado
Galeano.
Sr. Galeano: Pido la palabra pa-
ra una cuestión de privilegio.
Sr. Presidente (Bogliano): Tiene
la palabra el señor diputado Galea-
no para una cuestión de privilegio.
Sr. Galeano: Señor Presidente:
en una audición de anoche del Ca-
nal 7, dependiente del gobierno de
la Nación, dirigido por un hombre de
dudosa contextura varonil y contro-
lado por una mujer que llegó a los
escaños de este honorable cuerpo
sólo y únicamente porque el doctor
Arturo Frondizi era candidato a Pre-
sidente de la Nación, ya que ningún
mérito hizo en su vida cívica para
venir a este cuerpo, se pretendió in-
ferir un agravio a los diputados que
integran este sector político de la
Honorable Cámara de Diputados de
la Nación.
Mientras se exhibían caricaturas
grotescas de un hombre que fue Pre-
sidente de la Nación y que goza en el
consenso internacional –esto nadie
lo puede negar, a menos que esté
cegado por la pasión política– de la
consideración más distinguida....
DEBATE
Cámara de Diputados de la Nación
Agosto 13 de 1964
El que sigue es un extracto de una discusión parlamentaria que tuvo lugar
el 13 de agosto de 1964 en la Cámara de Diputados de la Nación durante
la presidencia del radical Dr. Arturo Illia.
En el debate pueden observarse elementos discursivos acerca de la noción
de “raza”; la acusación de doble lealtad a los ciudadanos argentinos per-
tenecientes a la comunidad judía; el antisionismo como antisemitismo y;
el secuestro del criminal de guerra nazi Adolf Eichmann ocurrido en el país,
como supuesta violación de la soberanía argentina.
Muchos de los prejuicios de entonces, conservan una preocupante vigencia
en el presente, cuarenta años después.
Anexo 371
Sr. Elena: Cálmese, señor dipu-
tado.
Sr. Galeano: Estoy tranquilo, se-
ñor diputado, porque le voy a decir
la verdad a usted...se calificaba a
este grupo como “empatotado”...
Sr. Almada: El partido del petró-
leo.
Hablan varios señores diputados
a la vez.
Sr. Presidente (Bogliano): Está
en el uso de la palabra el señor di-
putado Galeano, quien plantea una
cuestión de privilegio.
Sr. Almada: No puede seguir
usando de la palabra en este tono.
Sr. Galeano: Las calificaciones
vertidas...
Hablan varios señores diputa-
dos a la vez.
Sr. Galeano: Señor Presidente:
exijo que se me respete en el uso
de la palabra.
Sr. Presidente (Bogliano): La
Presidencia solicita a los señores
diputados respeten al orador en el
uso de la palabra.
Sr. Galeano: Las calificaciones
vertidas por los locutores de Canal
7, dirigido por el gobierno, son la ex-
presión típica de los infradotados, y
no pueden llegar a quienes, equivo-
cadamente o no, luchamos a nuestro
leal saber y entender desde nuestra
adolescencia por lo que creemos
constituye la defensa de los destinos
superiores de la patria.
Sr. Almada: ¿En qué consiste la
cuestión de privilegio, señor Presi-
dente?
Sr. Galeano: Estoy fundamentan-
do mi planteo, señor Presidente.
Aquí hay que hablar claro; hay
que llamar las cosas por su nom-
bre, aunque esto pueda parecer
impropio en un cuerpo que tiene la
responsabilidad de dictar las leyes
superiores de la Nación.
La Comisión Investigadora de
los contratos petroleros está presi-
dida por un hombre que hace honor
a la hidalguía argentina y, ¿por qué
no decirlo?, a la hidalguía radical;
está presidida por un diputado de
la primera minoría de este cuerpo
legislativo; pero también está inte-
grada por otros diputados, que en
vergonzante contubernio ideológi-
co orquestan el aparatoso destino
a los que militan en este sector
público al que pertenezco.
Varios señores diputados hablan
a la vez, y suena la campana.
Sr. Galeano: Asi observamos,
señor Presidente, cómo un diputa-
do con origen de sangre judía se
toma del brazo con un par suyo de
reconocida militancia antisemita.
Varios señores diputados hablan
a la vez y suena la campana.
Sr. Musitani: Es un agravio a la
Cámara.
Sr. Presidente (Bogliano): Señor
diputado Galeano.....
Sr. Galeano: No estoy formulan-
do ningún agravio; estoy haciendo
calificaciones.
Varios señores diputados hablan
a la vez y suena la campana.
Sr. Bobillo: Que se lea el artícu-
lo 171 del reglamento.
Sr. Presidente (Bogliano): Señor

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba