Daniel Orsanic: 'en este grupo la pasamos bien juntos y nos potenciamos'

 
EXTRACTO GRATUITO

SOPOT Y FRANCFORT.- La charla con Daniel Orsanic se inicia en Polonia, en el hotel Sofitel, frente al mar Báltico, donde el equipo argentino de la Copa Davis convivió durante diez días. Los primeros análisis ante LA NACION, aun con la indumentaria de capitán y el corazón palpitando por el triunfo sobre Polonia por 3-2 y la clasificación a los cuartos de final ante Italia, suceden el lluvioso domingo por la noche, poco antes de que jueguen River y Boca. "Dimos otro paso adelante en la construcción de un grupo. Se sumaron dos jugadores más, Renzo (Olivo) y Guido (Pella), se ganó y la idea sigue siendo la misma. Lo que pregonamos es que esté quien esté, entienda que lo importante es el equipo, es la Copa Davis y no los nombres. El año pasado hubo cuatro jugadores que estuvieron en las tres series. Cuantos más jugadores tengan la oportunidad de vivir esto, mejor. Ganar de visitante y en una cancha tan rápida te da mucha confianza para saber que tenés jugadores para encarar distintas situaciones de juego", expresa Orsanic, en un cuarto especial del hotel donde hay retratos de los personajes famosos que allí se alojaron.

-¿Qué parámetros tuviste para la conformación del equipo?

-Pensé en traer a jugadores que técnicamente se adaptaran mejor a la superficie. Y lo ratifiqué con el nivel que tuvimos dentro de la cancha. Con la inclusión de Berlocq se confirmó lo que esperaba: que iba a llegar bien pese a su inactividad. Fue mejorando cada día, desde que empezamos a entrenar en Pilará. Debutaban dos jugadores, entonces era importante la contención en el grupo, y Charly y Leo (Mayer) son ideales para eso. De otra manera, si convocaba por el ranking de dobles, quizás había tres debutantes y me parecía demasiado.

-¿Cuál creés que es tu mayor logro en este año y meses de gestión?

-Que se sepa que rescato los valores y lo humano, por más que a alguno le parezca raro. Somos competitivos dentro del grupo. Queremos ganar cada punto, pero el mensaje viene por el otro lado: por el respeto del que tengo al lado, de bancar a mi compañero, de dar lo mejor que tiene cada uno desde su función. En este grupo la pasamos muy bien juntos, sumamos y nos potenciamos. Y se traduce en buenos resultados. Es una satisfacción grande volver a casa con el triunfo. Era importante, porque era la primera rueda, sabiendo lo que eso significa, las presiones, conociendo las condiciones con las que nos encontramos. Ellos no pudieron contar con una figura importante (Jerzy Janowicz)...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA