Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, 9 de Octubre de 2009, expediente 8.519/90

Fecha de Resolución: 9 de Octubre de 2009
 
EXTRACTO GRATUITO

En Buenos Aires, a los 9 días del mes de octubre de dos mil nueve, reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos fueron traídos para conocer los autos seguidos por "DABEL OSCAR

VALSECCHI S.A. C/ AUTOLATINA ARGENTINA S.A. DE

AHORRO P/ FINES DETERMINADOS Y OTRO S/ ORDINARIO"

(expte. n° 8519.90), en los que, al practicarse la desinsaculación que ordena el artículo 268 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden:

D.M., O.Q., C.F..

El Señor Juez de Cámara Doctor J.M.O.Q. no interviene en este Acuerdo por hallarse en uso de licencia (art. 109 del Reglamento para la Justicia Nacional).

Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver.

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. 7630/7695?

El Señor Juez de Cámara Doctor J.L.M. dice:

I- Viene apelada la sentencia de fs. 7630/7695 y su aclaratoria de fs.

7709, en cuanto admitió en lo principal la demanda deducida por D.O.V.S.A. contra Plan Ovalo S.A. y Ford Motors Argentina S.A. (Autolatina Argentina o quien resulte ser su continuadora, según la aclaratoria de fs. 7709), a quienes condenó a abonar a la actora cierta suma de dinero, más accesorios, costas y multa por inconducta procesal.

Síntesis de los antecedentes del litigio

II- Los antecedentes de la causa fueron adecuadamente expuestos por la juez de primera instancia en los resultandos del fallo recurrido, a ellos me remito a los fines de esta ponencia.

Empero, con el próposito de facilitar la comprensión de la solución propuesta, antes de ingresar al análisis de los recursos, efectuaré una breve síntesis de lo acontecido en el sub lite.

El reclamo de la actora se habría originado en su participación en el sistema de ahorro previo por círculo cerrado para la venta de vehículos denominado "Plan Óvalo", en la década de 1980, en épocas de alta inflación y especulación financiera.

En su demanda (ver fs. 992/1096), la actora afirmó que durante la relación que la vinculara con las demandadas, la administradora del plan de ahorro previo para adquisición de vehículos cero kilómetro Plan Óvalo S.A. (en adelante POSA) y su controlante, Ford Motors Argentina S.A.

(en adelante Ford), incumplieron las obligaciones contractuales establecidas en las reglas predispuestas por aquéllas que regían la relación negocial. Ese incumplimiento le habría ocasionado gravísimos daños derivados de un deficiente sistema de facturación y liquidación de su retribución, lo que involucraba: a) subfacturación de unidades adjudicadas y entregadas a través del sistema Plan Óvalo, b) pago parcial de comisiones devengadas, c) retardo en su acreditación, y d) gastos por pre-

entrega y "service". Asimismo, la implementación del sistema Plan Óvalo le habría significado la traslación indebida del pago de impuestos por ingresos brutos y valor agregado.

Explicó la actora que su vinculación con las demandadas habría sido buena hasta alrededor de 1984, época en la que comenzó a efectuar reclamos por los daños que le irrogaba el diseño del sistema previsto por aquéllas y a realizar consultas y presentaciones en organismos estatales como la Dirección General Impositiva o la Inspección General de Justicia.

Pero el quiebre definitivo de la relación se habría producido cuando una concesionaria vinculada a la actora, P.C., inició un juicio contra POSA y Ford por los daños padecidos a raíz de la implementación del sistema de ahorro para adquisición de vehículos 0km.

Afirmó que, a partir de ese momento, las demandadas comenzaron una campaña de hostigamiento y persecución contra la actora, que incluía asfixia financiera y falta de entrega de unidades. Esas represalias habrían ido in crescendo hasta que decidieron cancelarle la concesión.

Ante tales hechos promovió estas actuaciones, donde reclamó como resarcimiento por las represalias padecidas una indemnización que comprendiera: a) el perjuicio sufrido a raíz de la demora en el pago de la ayuda financiera, b) los débitos por los contratos rescindidos, c) el daño derivado de la eliminación del negocio de repuestos y menor entrega de unidades 0KM, d) la promoción de pólizas de seguro en el sistema Plan Óvalo y e) los intereses por créditos solicitados para mantener el giro comercial, consecuencia del incumplimiento de las demandadas.

III- A fs. 1254/1291 Autolatina Argentina S.A. de Ahorro para fines Determinados y Autolatina Argentina S.A. solicitaron el rechazo íntegro de la demanda. Se explayaron sobre el contrato que las vinculara con la actora y explicaron la forma en que se desenvolvió la relación.

Enfatizaron el carácter autónomo que revestía la actora en todo momento,

tanto en la venta tradicional a través del concesionario como en la efectuada mediante el sistema de ahorro. Manifestaron que la actora prentendía presentarse como víctima de una persecusión arbitraria y destacaron que su actitud de permanecer en el sistema de ahorro resultaba contradictoria con la impugnación efectuada. Asimismo, opusieron excepción de prescripción.

Subsidiariamente, negaron la procedencia y entidad de cada uno de los rubros indemnizatorios reclamados en el escrito de inicio.

La decisión de primera instancia

IV- La magistrada de la instancia anterior rechazó la excepción de prescripción por considerar aplicable al sub exanime el plazo de prescripción decenal (ver fs. 7666) y admitió parcialmente la demanda (fs.

7694).

En cuanto a los daños, consideró que se encontraba acreditado que la actora había percibido márgenes comisionales inferiores a los que le correspondía entre los años 1977 y 1990 (ver fs. 7677), que hubo demoras en la acreditación de las comisiones (fs. 7678) y en el pago de las ayudas financieras (fs. 7686), perjuicios de índole impositiva derivados del desacertado encuadre jurídico impuesto por las demandadas, que no habían considerado la actuación de la actora en el sistema de ahorro como una relación de agencia sino como una de concesión (fs. 7679), y la eliminación en el negocio de repuestos y una marcada merma en la venta de vehículos 0KM a raíz de las discriminaciones y represalias aplicadas por las demandadas (fs. 7687). Sin embargo, rechazó las indemnizaciones solicitadas en concepto de "compensaciones de las comisiones" (fs. 7684),

"débitos por contratos rescindidos" (fs. 7685), "promoción de pólizas de seguro del sistema Óvalo" (fs. 7691) y "pre-entrega y service" (fs. 7681).

En lo atinente al quantum de los perjuicios padecidos por la actora,

difirió su determinación definitiva a la etapa de ejecución de sentencia (fs.

7693).

Por otra parte, impuso una multa a las demandadas equivalente al 15% del monto final de condena, por considerarlas responsables de la demora en el trámite del expediente (fs. 7694).

Extendió la condena a Ford por considerar que, si bien ésta no había tenido un vínculo directo con la actora, había quedado claramente demostrado que POSA y Ford formaban un conjunto económico.

Finalmente, en la aclaratoria de fs. 7709, proveída a instancia de la actora, la a quo explicó que la condena a Ford tenía fundamento en su carácter de continuadora de Autolatina Argentina S.A. y agregó que, "a fin de evitar futuras malas interpretaciones se aclara la sentencia de fs.

7630/7695 en el sentido de que se ha condenado a Plan Óvalo S.A. para fines determinados y a Autolatina Argentina S.A. o quien resulte ser su continuadora".

Los recursos

V- La sentencia fue apelada por la actora (7825/7834), por Ford y POSA (ver fs. 7792/7823) y por Volkswagen Argentina S.A. (ver fs.

7839/7844).

VI- D.O.V.S.A. se agravia por la desestimación de las indemnizaciones solicitadas en concepto de "servicios de pre entrega y service", "débitos por contratos rescindidos" y "promoción de pólizas de seguros".

VII- Ford y POSA descalifican la sentencia como acto jurisdiccional válido por considerarla una remisión dogmática a un precedente de la Sala B de este Tribunal ("P. Campanario"). Sostienen que la a quo omitió el análisis de las circunstancias particulares del caso,

no consideró las constancias obrantes en la causa y admitió rubros indemnizatorios por el solo hecho de haber sido receptados en el mencionado precedente (ver fs. 7794 vta.).

Critican la valoración de las constancias de autos y, en especial, se agravian por la utilización del peritaje contable, pues consideran que sus conclusiones no encuentran su fundamento en los libros de la actora (fs.

7796). En ese orden de ideas, afirman que tanto el peritaje contable como el reclamo de la actora serían "abstractos".

Cuestionan, asimismo, el rechazo de su defensa de prescripción por entender que la a quo habría incurrido en error al desecharla sobre la base de que no se trataba de la nulidad de un acto jurídico (art. 4030 del Código Civil). Sostienen que el fundamento de su defensa fueron los artículos 851 del Cód. Com y 4032, inc. 3 del Cód. Civil. También consideran aplicable, en todo caso, el plazo de prescripción de cuatro años que establece el art. 847 del Cód. Com (ver fs. 7805 vta).

Se agravian por la admisión de cada uno de los rubros indemnizatorios admitidos en la sentencia, señalando las objeciones respectivas que seguidamente se indican:

(1) Pago incompleto de las comisiones y retardo en la acreditación de los márgenes comisionales: Dicen que no se tuvo en cuenta que la actora habría consentido todas y cada una de las operaciones que intenta impugnar en autos. Descartan la existencia de una maniobra dolosa de su parte y consideran que las operaciones cuestionadas serían cuentas liquidadas (ver fs. 7807 vta.).

(2) Ingresos Brutos e IVA: Dicen que en ningún momento se habría acreditado en forma fehaciente el pago de los impuestos cuya reembolso se reclama. Argumentan que la cuestión se discutió en sede penal, donde ambas firmas resultaron sobreseídas. Añaden que el régimen tributario ideado para el sistema de ahorro previo era perfectamente legal y que en ningún momento existió abuso de la posición de dominio que tenían respecto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA