Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala E, 13 de Octubre de 2020, expediente CIV 048912/2014

Fecha de Resolución13 de Octubre de 2020
EmisorCamara Civil - Sala E

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E

D., M. P. c/ Empresa Distribuidora Sur S.A. y otro s/ daños y

perjuicios

(expte. N° 48912/2014) Juzgado Nacional de Primera

Instancia en lo Civil N° 52

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los

días del mes de octubre de dos mil veinte reunidos en acuerdo los Señores

Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil S. "E"

para conocer en el recurso interpuesto en los autos caratulados: “D., M.P.

C/ EMPRESA DISTRIBUIDORA SUR S.A. Y OTRO S/ DAÑOS Y

PERJUICIOS

, respecto de la sentencia corriente a fs. 291/299 el Tribunal

estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿La sentencia apelada es arreglada a derecho?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse

en el siguiente orden: S.. Jueces de Cámara Dres. RAMOS FEIJÓO.

RACIMO.

A la cuestión planteada el Dr. C.R.F., dijo:

I. La sentencia de fs. 291/299 hizo lugar a la demanda

promovida por M.P.D. contra Empresa Distribuidora Sur S.A y M.R. En

consecuencia, condenó a esta última a abonarle a la parte actora la suma de

$ 366.000, más sus intereses y costas.

II. a. Para una mayor compresión de la cuestión sometida a la

jurisdicción, se recuerda que la presente litis tuvo su origen en la demanda

de daños y perjuicios que luce agregada a fs. 20/32 (v. también aclaración

de f. 74). Allí, la accionante relató que con fecha 10 de septiembre de 2013,

siendo aproximadamente las 17:20 hs., se encontraba caminando junto a su

hijo de 10 meses (a quien llevaba en cochecito) por la vereda par de la calle

Fecha de firma: 13/10/2020

Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

23250821#269748098#20201013102146173

M. de esta ciudad, cuando al llegar a la altura catastral número … de la

mencionada arteria, una caja eléctrica perteneciente a Edesur S.A. explotó

repentinamente ocasionando que de ella saliese una llamarada de fuego que

alcanzó su cuerpo y la quemó en diversas partes.

Así las cosas, narró que fue asistida por personal del SAME,

que fue trasladada al Hospital General de A.C.G.D. y que

sufrió quemaduras de gravedad.

Dio cuenta de la intervención de personal del Cuartel VI de

Bomberos de V.C. y de la formación de una causa penal ante la

Fiscalía Nacional en lo Correccional N° 3 de esta ciudad.

Como consecuencia de dicho evento, reclamó la suma de $

299.500.

II. b. A su turno, la demandada “Edesur SA” se presentó a fs.

55/66 y contestó el traslado de la demanda.

Negó la ocurrencia del hecho invocado por la actora e indicó

que, consultados los registros de las distintas áreas de la empresa,

únicamente pudieron constatar que el 10/09/2013, en el domicilio de la calle

M. nro. … de la Ciudad de Buenos Aires, se recibió un reclamo por una

explosión de una caja toma. Pero reiteró que no le constaba la existencia del

hecho dañoso relatado por la accionante.

II. c. El magistrado de grado, luego de analizar el plexo

probatorio, tuvo por demostrada la ocurrencia del hecho narrado por la

actora en su demanda.

Para así decirlo tuvo en cuenta el testimonio obrante a fs. 2/3

de la IPP del jefe de servicio externo de la PFA, G.L., quien

afirmó haber entrevistado a la Sra. M.P.D. en la fecha y hora indicadas en

la demanda, e indicó que ésta le manifestó que mientras caminaba por la

calle M., al llegar frente a la altura catastral … sintió una explosión y

luego un fuerte dolor en su pierna, por lo que fue trasladada en ambulancia

al Hospital Durand.

Fecha de firma: 13/10/2020

Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

23250821#269748098#20201013102146173

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E

Asimismo, consideró que dichas circunstancias se

encontraban corroboradas con la contestación de oficio remitida por el

Hospital General de A.C.G.D., que informó que D. ingresó

a la guardia a las 17.20 horas por un fogonazo en la vía pública mientras

caminaba, proveniente de la caja de luz de la vía pública, constatándose

leve eritema sobre la cara lateral de muslo izquierdo compatible con

quemadura tipo A superficial 6% de SCT.

Por ello consideró “en orden al cúmulo de indicios

precisos y concordantes evidenciados

que la actora resultó dañada con

motivo de la explosión de la caja de electricidad domiciliaria perteneciente

a Edesur ubicada en la calle M. a la altura catastral …, y que su

atención en Hospital Durand tuvo su causa en el accidente.

Consecuentemente, condenó a Edesur S.A. en su calidad de

guardián del elemento causante del daño y a M.R. en condición de

propietaria del inmueble de la calle M. 164 donde se encontraba

embutida la caja de seguridad dañosa.

III. Contra dicho pronunciamiento interpusieron recurso de

apelación la parte actora a f. 303 y la parte demandada a f. 304.

IV. A fs. 333/341 funda su recurso la demandante. Se agravia

de que el a quo haya fijado montos indemnizatorios “arbitrariamente

reducidos

en relación con las partidas “daño psicológico”, “tratamiento

psicoterapéutico

, “daño moral”. También se quejó de la tasa de interés

aplicada en el fallo de grado.

La accionada contesta dicha presentación a fs. 364/368 y

solicita el rechazo de los agravios expresados por la accionante, con costas.

V. A su turno, la demandada expresa agravios a fs. 348/354.

Se queja que el juez de grado haya tenido por acreditada la ocurrencia del

hecho narrado por la accionante en su demanda. Sostiene que si bien hay

Fecha de firma: 13/10/2020

Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

23250821#269748098#20201013102146173

indicios de que aquél pudiese haber acaecido, ello no se ha probado, pues

dice hay claras contradicciones entre el relato brindado en la demanda y

los hechos que surgen de la causa penal.

Asimismo, se agravia de que el a quo haya tenido por

acreditada la relación de causalidad entre el hecho en cuestión y los daños

reclamados. Refiere que de todos los elementos considerados por el juez de

grado para tener por acreditado el hecho, “no hay ninguno que refiera haber

presenciado de manera directa el hecho y los únicos testigos presenciales

llamativamente fueron desistidos por la actora

.

Critica también las sumas reconocidas en concepto de “daño

psicológico”, “tratamiento psicoterapéutico”, “daño moral”, “gastos

médicos y farmacéuticos” y “tratamiento médico futuro” por considerarlas

improcedentes.

  1. Antes de entrar en el examen del caso y dado el cambio

    normativo producido con la entrada en vigencia del actual Código Civil y

    Comercial debo precisar que, al ser el daño un presupuesto constitutivo de

    la responsabilidad (conf. arts. 1716 y 1717 del CCyC y art. 1067 del CCl),

    aquél que diera origen a este proceso constituyó, en el mismo instante en

    que se produjo, la obligación jurídica de repararlo.

    En consecuencia, de acuerdo al sistema de derecho transitorio

    contenido en el art. 7° del CCyC, la relación jurídica que origina esta

    demanda, al haberse consumado antes del advenimiento del actual Código

    Civil y Comercial, debe ser juzgada en sus elementos constitutivos y con

    excepción de sus consecuencias no agotadas de acuerdo al sistema del

    anterior Código Civil (decretoley 17.711) interpretado, claro está, a la luz

    de la Constitución Nacional y de los Tratados Internacionales de Derechos

    Humanos ratificados por nuestro país porque así lo impone una correcta

    hermenéutica y respeto a la supremacía constitucional (conf. C.., S.

    B, “.A.N. y otros c. C.M.L.C.S. y otros s/ daños y perjuicios resp.

    prof. médicos y aux.” del 06/08/2015).

    Fecha de firma: 13/10/2020

    Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E

  2. Sentado ello, pasaré a examinar los agravios expresados,

    en la inteligencia que en su estudio y análisis corresponde seguir el rumbo

    de la Corte Federal y de la doctrina interpretativa. En tal sentido, ante la

    inconsistencia de numerosos capítulos de la expresión de agravios,

    conviene recordar que los jueces no estamos obligados a analizar todas y

    cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que

    sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (ver CSJN,

    Fallos

    : 258:304; 262:222; 265:301; 272:225; F.Y., Código

    Procesal Civil y Comercial de la Nación, Comentado, Anotado y

    Concordado, T. I, p. 825; Fenocchieto Arazi, Código Procesal Civil y

    Comercial de la Nación. Comentado y Anotado, T. 1, p. 620). Asimismo,

    tampoco es obligación de los juzgadores ponderar todas las pruebas

    agregadas, sino únicamente las que estimen apropiadas para resolver el

    conflicto (art. 386, in fine, del ritual; CSJN “Fallos”: 274:113; 280:3201;

    144:611).

    Es en este marco, pues, que ahondaremos en la cuestión de

    fondo del caso sub examine.

  3. En primer término, se destaca que una detenida lectura

    de la pieza de expresión de agravios de la parte demandada basta para

    afirmar que la apelante se abstrae de las constancias de autos, e insiste sin

    tregua en reiterativos planteos que no cumplen con las exigencias rituales;

    ni menos aun echan por tierra las bases del fallo recurrido.

    Cabe destacar que la pieza en despacho carece de los mínimos

    argumentos que harían factible el resultado que el apelante ambiciona, no

    pudiéndose revocar una sentencia con sólidas bases jurídicas en orden a

    planteos que no logran rebatir ninguno de los fundamentos brindados por la

    misma.

    La expresión de agravios debe ser un acto de impugnación

    destinado específicamente a criticar la sentencia recurrida, con el fin de

    obtener su revocación o modificación parcial por el Tribunal de Apelación.

    Fecha de firma: 13/10/2020

    Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

    En esta orientación, la citada norma del ordenamiento ritual ha recibido la

    paciente y fecunda jurisprudencia de nuestros tribunales, los que realizaron

    una eficiente aplicación de la preceptiva legal en cuanto ordena que el

    memorial de agravios “deberá contener...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR