Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala J, 4 de Marzo de 2021, expediente CIV 073730/2018/CA002

Fecha de Resolución 4 de Marzo de 2021
EmisorCamara Civil - Sala J

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J

En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 4 días del mes de marzo del año dos mil veintiuno, reunidas en acuerdo las señoras juezas de la S. “J” de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo C.il, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “D´, C

A c/ A, M S s/ daños y perjuicios” (expte. 73.730/2018), respecto de la sentencia dictada, el tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo, arrojó como resultado que el orden de votación debía realizarse en el siguiente orden: señoras juezas de cámara doctoras G.M.S.-.B.A.V..

A la cuestión propuesta, la Dra. G.M.S. dijo:

  1. La presente causa se origina en la demanda entablada por C A D´ contra M S A, por división de condominio respecto de dos inmuebles, uno de ellos ubicado en la calle Estomba 9… de esta Ciudad y el otro identificado catastralmente como Manzana …

    Parcela … Matrícula …., Partido de E., Provincia de Buenos Aires.

  2. La sentencia de primera declara disuelto el condominio respecto de los inmuebles mencionados e impone las costas del proceso a la parte demandada.

    Del decisorio apeló y expresó agravios la parte demandada. Corrido el traslado fueron contestadas por la actora las quejas de su contraria, quedando de esta manera los presentes en estado de dictar sentencia.

    Fecha de firma: 04/03/2021

    Firmado por: MARIANO CARLOS GIGLI, SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    En el marco de las Acordadas 31/20 y concs. de la CSJN,

    se dictó el llamamiento de autos, providencia que se encuentra firme,

    quedando de esta manera los presentes en estado de dictar sentencia.

  3. 1. En sus agravios la apelante peticiona se revoque el pronunciamiento en el sentido de que la partición peticionada por la actora solo alcance al inmueble cuyo uso y goce le fuera adjudicado al actor.

    Los argumentos puestos de manifiesto giran sobre la base de que el uso y goce del inmueble de la calle Estomba le ha sido otorgado no solo a la demandada sino fundamentalmente a su hijo y que tal derecho ha sido parte de un plan de parentalidad destinado a beneficiar fundamentalmente a quien se encuentra en una situación de mayor vulnerabilidad frente a la ruptura de la convivencia de sus padres.

    1. Como es sabido, en el condominio sin indivisión forzosa cualquiera de los copropietarios está autorizado para pedir en cualquier momento la división de la cosa común (art. 2692 del Cód.

      C.il derogado, actual 1997 del CCCN), siempre que ello sea posible (art. 3475 bis del Cód. C.il) y no existan causales de indivisión (arts.

      2710, 2715, 2716 y cc del CC derogado, actuales artículos 1894;

      2001; 2004 y cc del CCCN).

      Rige en la materia el principio general conforme el cual los condóminos se encuentran facultados legalmente para requerir en todo tiempo la división de la cosa común. Sin embargo, la ley admite ciertos casos de indivisibilidad, la que puede surgir de la voluntad de los propios condóminos o del testador, o, en su caso, de una disposición legal. La indivisión surgida de la voluntad de los interesados es esencialmente precaria, tiene un término máximo que no puede ser excedido y se rige, salvo supuestos excepcionales, por las mismas reglas del condominio normal o sin indivisión forzosa. En cambio, cuando la indivisión tiene su origen la ley, tiende a tener Fecha de firma: 04/03/2021

      Firmado por: MARIANO CARLOS GIGLI, SECRETARIO DE CAMARA

      Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

      Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J

      carácter permanente -en rigor: perdurable-, por lo menos mientras subsiste la causa legal que la ha provocado (conf. B., G.,

      Tratado...

      , Derechos Reales, T. I, Editorial Perrot, 1978, p. 497/98,

      nro. 600).

    2. Según se desprende de las constancias de autos, las partes litigantes son titulares en partes iguales de dos inmuebles: uno ubicado en la calle Estomba de esta ciudad y otro en la localidad de E..

      Asimismo, de la relación convivencial nació el hijo de ambos quien habita el inmueble de la calle Estomba con la accionada,

      por hallarse a su cuidado.

    3. La cuestión motivo de litigio debe ser resuelta –a mi entender- bajo el prisma de las especiales particularidades que rodean el caso, valorando el contexto fáctico y jurídico a la luz de la Constitución, los Tratados de los Derechos Humanos y las leyes aplicables, y, en tal sentido, debe ampararse el “interés familiar”

      consistente en que los hijos menores de edad e incapaces no resulten comprometidos, teniendo asegurado su derecho a la vivienda (conf.

      1. de C., A., “Protección jurídica de la vivienda familiar”, p. 187; Z., E.A., “Derecho C.i. Derecho de Familia”, Astrea, Bs. As., 1998, T.

  4. p. 610; B., GustavoA.,

    Régimen jurídico de los alimentos

    , Astrea, Buenos Aires, 1999, ps.

    222 y siguientes).

    Al respecto, se ha considerado que deben concurrir circunstancias excepcionales que obsten a la división, cuya verdadera entidad debe ser apreciada por el juzgador en cada caso, importando su decisión el establecimiento de una indivisión forzosa durante el tiempo que estime necesario y hasta tanto subsistan tales circunstancias. B. destaca que la situación a que se refiere el art.

    2715 alude no a bienes definitivamente indivisibles (vgr. una unidad económica rural mínima), sino a cosas que pueden ser divididas, pero Fecha de firma: 04/03/2021

    Firmado por: MARIANO CARLOS GIGLI, SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    que circunstancialmente no conviene que lo sean porque la división puede ocasionar perjuicios individuales o sociales. En ese orden de ideas destaca que la división debe ser demorada cuanto sea necesario para que no haya perjuicio a los condóminos y que se trata, en definitiva, de que el derecho de pedir la división de la cosa común no sea ejercido abusiva o intempestivamente, cuestión que corresponde a los jueces determinar conforme las particularidades del caso concreto (conf. B., G., Tratado de Derecho C.il, Derechos Reales,

    nro. 610, p. 503).

    En el caso de autos, no puede soslayarse que el hijo de los aquí litigantes vive con su madre en uno de los inmuebles de los que se pretende la división (calle E., circunstancia que, a mi entender, constituye razón suficiente para considerar configurada la causal de nocividad al “interés familiar”, de los condóminos y al interés superior del Niño, de consideración prioritaria en todo proceso que directa o indirectamente lo involucre.

    No escapa a la suscripta que de las constancias del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR