La satisfacción de la misión cumplida

 
EXTRACTO GRATUITO

Uno de los principales objetivos planteados inicialmente por quienes hacemos EGGO fue despertar el interés de sectores sociales no vinculados con el arte y, de esa manera, ir ampliando los límites del mercado de las artes visuales con la incorporación de nuevos coleccionistas.Y, en esta segunda edición, seguimos consolidando el concepto EGGO: ofrecer una oportunidad real de comprar obras de calidad a valores accesibles a los coleccionistas tradicionales e interesar a los recién llegados al mundo del coleccionismo.No se equivoca el director del Centro Cultural Recoleta, Claudio Massetti, cuando afirma: "La feria EGGO tiene como objetivo acercar el arte a la verdadera demanda?". El objetivo principal de una feria es que los galeristas vendan. Sin compradores, ninguna feria tiene sentido.Otro concepto que nos propusimos transmitir fue que la obra de arte puede ser apreciada no sólo desde la experiencia de verla en un museo o en una galería, sino que está abierta la alternativa de poseerla, de disfrutar de ella todos los días, instalando la idea -real, por otra parte- de que adquirir arte es sencillo. Frases como "me lo llevo ya" o "no sé nada de arte, pero compré lo que me gustaba" cumplen la función de dinamizar y abrir mercado a nuevos jugadores en este panorama de oferta y demanda.Al éxito de esta política han contribuido la estrategia de precios a la vista, al derribar mitos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA