En la cumbre del clima, la postura argentina cambia y causa polémica

 
EXTRACTO GRATUITO

PARÍS.- Cuando faltan dos días horas para que se firme el acuerdo en el que trabajan 195 países para frenar el aumento global de la temperatura, el cambio de gobierno argentino tuvo su capítulo polémico también en esta ciudad.

Ayer llegó a Le Bourget, donde se celebra la 21° edición de la Cumbre de Lucha contra el Cambio Climático (COP21), el enviado del presidente electo, Mauricio Macri, el diputado nacional Juan Carlos Villalonga que tomará las riendas de las negociaciones a partir de mañana.

Dos de los puntos más discutidos para alcanzar un acuerdo son el límite del aumento global promedio de la temperatura que se pondrá como meta, puede ser 1,5°C o 2°C y la descarbonización o emisión de carbono neutral para fines de este siglo.Hasta el momento la posición de la Argentina había generado incertidumbre entre los negociadores ya que su estrategia iba de la mano de países como Arabia Saudita o Venezuela, que tienen una postura más estricta respecto de los objetivos que se deben cumplir para reducir las emisiones de gases que calientan el planeta.

Sin embargo ayer, Villalonga aseguró: "El límite de 1,5°C debe aparecer mencionado. El escenario de 2°C no es seguro. Y sería deseable que el acuerdo mantenga la ambición de neutralidad de carbono antes de que termine el siglo. Cómo se logra es otra discusión". Las declaraciones del legislador sonaron casi como una aclaración ya que, en esta negociación, la Argentina no había tenido una actitud proactiva ante el nuevo acuerdo que pretende ser superador al fallido Kyoto, de 1997.

Por la mañana el senador nacional Pino Solanas (Proyecto Sur) sostuvo: "La Argentina siempre tuvo una posición abierta y de colaboración en las COP para que se llegue a acuerdos beneficiosos para la crisis climática mundial. En París está siendo obstruccionista y bloquea, junto con Venezuela y Arabia Saudita y el lobby petrolero, cualquier posibilidad de acuerdo. Macri debe replantear la posición argentina"

Villalonga indicó en ese sentido: "Es parte de la transición. La Argentina, tal como lo anticipó la próxima canciller, Susana Malcorra, empezará a tener un diálogo con un espectro más grande países no sólo con los que ha conformado un grupo". Se refiere al G-77 entre los que están, como se dijo países petroleros y a los que el país apoyó en esta última semana.

Precisamente muchos de los Estados que forman parte de ese grupo como Chile, Brasil, Costa Rica y Filipinas se unieron aquí en una coalición llamada Amigos del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA