La cultura independiente busca más fondos

 
EXTRACTO GRATUITO

"No pedimos más presupuesto para Cultura de la ciudad, pedimos que ese presupuesto se reparta de otro modo". Ayer, diferentes gestores y creadores de la cultura de Buenos Aires presentaron el proyecto de ley de fomento de la actividad independiente. No lo hicieron en un salón de la Legislatura, sino en el Club Villa Malcom, de Villa Crespo, que nació hace 83 años con el deseo bien terrenal de juntar a la muchachada del barrio para jugar al fútbol y se transformó en un lugar clave del tango. En este ámbito, los representantes de Cultura Unida (que integra a los teatros independientes, milongueros, peñas y una gran cantidad de gestores y artistas independientes) presentaron la iniciativa en la que trabajan desde hace meses.

En ella proponen un mínimo de 3,5% del presupuesto general de Cultura porteño para el programa de incentivo a la producción cultural, lo que garantizaría también, sostienen, el financiamiento de institutos como Proteatro, Prodanza, Bamúsica, Bamilonga, Proescritores y el Fondo Metropolitano de Cultura. "De aprobarse, la ley permitiría mantener nuestra producción y el acceso a los contenidos que generamos sin aumentar el precio de las entradas -sostuvo Claudio Gorenman, de Cultura Unida-. Lo importante de estar acá es mostrar nuestra diversidad. Lo que hacemos es el semillero de lo que luego llega a los festivales y representa a nuestro país en el exterior. El 3,5% que pedimos no es antojadizo, es el porcentual que alguna vez se pensó". De 2016 a hoy, los recursos para fomento disminuyeron del 2,7 al 1,8% del presupuesto cultural.

En un análisis sobre el estado de situación, los representantes de Cultural Unida afirman que "pese al poco presupuesto destinado, al aumento generalizado de costos fijos y a una merma en el consumo cultural sin la necesidad de trasladar dichos aumentos a los precios de las entradas, este colectivo abarca a unos 500...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA