Culminaciones anómalas del proceso

AutorLuis R. Carranza Torres
Cargo del AutorAbogado (U.N.C.). Doctor en Ciencias Jurídicas (U.C.A.)
Páginas259-277
CAPÍTULO 15
CULMINACIONES ANÓMALAS DEL PROCESO
A) PERENCIÓN DE INSTANCIA
§ 1. Concepto y naturaleza. Se la ha conceptualizado, des-
de el ordenamiento procesal galo clásico, como el aniquilamien-
to de todos los actos procesales cumplidos en un juicio, que puede
peticionar el demandado contra el demandante o demandantes,
cualesquiera sean, cuando ha corrido cierto plazo sin que se
haya hecho ningún acto de procedimiento.256
Resulta ser una forma anormal de conclusión del proceso,
al sobrevenir en el curso del mismo, la inacción útil de las par-
tes por el tiempo fijado en la ley, sin que en tal lapso haya ocu-
rrido actuación impulsora del pleito.
§ 2. Fundamento. Encontramos entonces que el funda-
mento de la perención, debe ser buscado en la naturaleza del
256 CAPITANT, Henri (dir.), Vocabulario jurídico, ob. cit., p. 324.
260 LUIS R. CARRANZA TORRES
proceso y principalmente, en las garantías establecidas a fin
de lograr un “debido” o “justo” proceso.257
Ya que frente al interés de la actora en que el proceso se
mantenga en curso, se alza el interés de la demanda en verse
liberada de él cuando han transcurrido los plazos de ley, sien-
do tan legítimo y atendible éste último como el primero, máxi-
me si advertimos que la adquisición de tal derecho por la ac-
cionada se cimienta en la omisión, por parte de la promotora
del proceso, de los actos conducentes a su mantenimiento.
§ 3. Elementos. En este sentido, la caducidad, llamada tam-
bién perención, supone un abandono de la instancia.258 Tiene su
base no en un acto jurídico sino en un hecho objetivo: la parali-
zación del trámite del proceso por un lapso determinado, que
ocurre por el transcurso del tiempo sin la realización de he-
chos o actos procesales impulsorios dentro de un proceso liti-
gioso pendiente.259
Lo que perime es una litis, entendida como una situación
de posturas contrapuestas de partes, por lo que el acaecimien-
to de la perención, lo que deja sin efecto es la posibilidad de
seguir tramitando una determinada cuestión litigiosa. Pudien-
do ser esa litis abarcar de lleno la relación procesal, o remitir
sólo a un aspecto incidental de ella.260
Es por ello, asimismo, que no puede acaecer la perención
en los procesos no contenciosos que pertenecen a la jurisdic-
ción voluntaria.
Pero, además, dicha litis debe guardar un interés privado,
ya que de estar involucrados en el proceso aspectos de orden
público, que trasciendan al mero interés de las partes, la ac-
tuación del tribunal se vuelve oficiosa, por lo que no puede te-
257 CARRANZA TORRES, Luis R., “La caducidad de instancia como garantía de la
razonabilidad de los plazos, en el marco del derecho a un debido proceso”, El
Derecho, Nº 11.812, Año XLV, del 2 de agosto de 2007, p. 1.
258 OSSORIO, Manuel, Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, De
Heliasta, Buenos Aires, 1994, ps.144-145.
259 CARRANZA TORRES, Luis R., Técnicas de la Perención o caducidad de instan-
cia, Alveroni Ediciones, Córdoba, 2008, p. 27.
260 CARRANZA TORRES, Luis R., Técnicas de derecho procesal práctico, ob. cit., p. 259.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR