Cuidar el planeta: una consigna que ya es una necesidad para cerrar buenos negocios

 
EXTRACTO GRATUITO

Las dos condiciones deberían darse en forma conjunta y armónica: buenas políticas económicas y buenas empresas que actúen según lo debido. "En esto no se puede ser rengo; si hay desequilibrio, lo paga la sociedad con pobreza y desigualdad", dice Alfredo Davérède, presidente del Capítulo Argentino del Club de Roma, una organización no gubernamental que tiene su sede principal en Suiza, y que por estos días trabaja en hacer un aporte para que personas de poblaciones rurales de nuestro país accedan al agua de red.

Davérède, que es contador y tiene una amplia actividad en el mundo de las empresas, afirma que la sustentabilidad, tema fundamental del Club de Roma, tiene que ver con el ser humano "en su forma de relacionarse con la naturaleza y con los otros". Y agrega que la ONG se propone, con acciones como el Premio a la Creatividad Intelectual, alentar el pensamiento crítico sin miedo a lo nuevo y diferente "para superar modelos vigentes que pueden estar equivocados o ser obsoletos".

El Club de Roma nació en 1968 y se planteó la misión de reflexionar, desde un equipo interdisciplinario, sobre el posible impacto del crecimiento económico en el medio ambiente y en el futuro de la humanidad. Un grupo de investigadores del Massachusetts Institute of Technology tuvo a su cargo la realización de un estudio global, cuyos resultados se conocieron en 1972 en la publicación Los límites del crecimiento, que tuvo luego varias actualizaciones.

La visión actual de este grupo es que la fuerza de la realidad obliga a quienes toman decisiones a asumir una mayor responsabilidad. Sostienen que hoy se está ante el surgimiento de una nueva conducta moral, que implica una nueva relación con la naturaleza.

Una vuelta al concepto expresado en el primer párrafo de la nota: según el pensamiento del Club de Roma, mientras que los gobiernos deben crear las condiciones para incentivar las inversiones de las empresas y vigilar la calidad del accionar del sector privado, las compañías deben...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA