Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 9 de Agosto de 2022, expediente CIV 077986/2009

Fecha de Resolución 9 de Agosto de 2022
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B

77.986/2009

CUENCA RUBEN DAMIAN c/ LA NUEVA COOPERATIVA DE

SEGUROS LIMITADA Y OTROS s/DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC.

TRAN. C/LES. O MUERTE)

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de agosto de dos mil veintidós, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces y la Señora Jueza de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados:

Cuenca, R.D. c/ La Nueva Cooperativa de Seguros Limitada y Otros s/ daños y perjuicios

respecto de la sentencia de fecha 24 de junio de 2020, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces y Señora Jueza: DR. CLAUDIO RAMOS

FEIJOO - DRA. L.F.M.-.D.R.P. –

A la cuestión planteada el Dr. C.R.F., dijo:

  1. La sentencia de fecha 24/06/2020 hizo lugar parcialmente a la demanda deducida por R.D.C. contra J.L.Á.,

    G.L.Á. y H.J.E.. En consecuencia, condenó a estos últimos y a la citada en garantía “La Nueva Cooperativa de Seguros Limitada” (en los términos del art. 118 de la Ley 17.418) a abonarle al actor, la suma de $ 524.500, con más sus intereses y costas del proceso;

  2. Contra el referido pronunciamiento apelaron tanto la parte actora como la demandada y la citada en garantía; recursos que fueron concedidos libremente.

  3. El accionante fundó su recurso con fecha 22/03/2022;

    pieza cuyo traslado fue contestado el 26/04/2022 por la demandada y la citada en garantía solicitando la deserción del recurso.

    Sus agravios giraron en torno a: i) la cuantía indemnizatoria respecto de los rubros “incapacidad física”, “daño moral”, “tratamiento psicológico y kinésico”, “gastos de farmacia y asistencia médica, y de movilidad”,

    Fecha de firma: 09/08/2022

    Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.F.M., JUEZA DE CAMARA

    daños materiales

    y “privación de uso”; ii) la subsunción de la partida reclamada como “daño psicológico” dentro del rubro “daño moral”; iii) el rechazo respecto de lo solicitado por “desvalorización del rodado” y, iv) el cómputo y la tasa de interés.

    Por su lado, la parte demandada y la citada en garantía expresaron agravios con fecha 20/04/2022; presentación que fue contestada por el accionante mediante el escrito de fecha 06/05/2022.

    Comenzaron indicando que nada tienen que objetar en punto al análisis de responsabilidad efectuado por el a quo, aunque aclararon que su postura resulta distinta en torno al monto por el que entienden debe prosperar la acción.

    Señalaron que el sentenciante de grado “otorga sumas de dinero para cada uno de los rubros, las cuales exceden el marco de realidad fáctica y carecen a su vez de correlato probatorio”. Remarcaron –a modo de ejemplo- que el rubro “incapacidad” prosperó por la suma de pesos trescientos mil y que el “daño moral” fue fijado en la cifra de pesos doscientos mil.

    Así las cosas, afirmaron que: “teniendo en cuenta la exigua incapacidad en el actor, dado que afortunadamente ninguna secuela pesa sobre él consideramos una enormidad la suma antedicha (…) Es manifiesta no sólo la improcedencia del reclamo, vía relación de causalidad, sino que la suma por la que se ha hecho lugar muestra una falta de proporcionalidad y razonabilidad que la descalifica como acto jurisdiccional válido. Todo ello nos permite sostener que las sumas de condena otorgadas por el Juez, no constituyen una razonable aplicación del derecho en base a los presupuestos fácticos del caso correlacionados con la realidad económica…”.

    Por último, cuestionaron la tasa de interés aplicada.

  4. Antes de entrar en el examen del caso y dado el cambio normativo producido con la entrada en vigencia del actual Código Civil y Comercial debo precisar que, al ser el daño un presupuesto constitutivo de la responsabilidad (conf. arts. 1716 y 1717 del Código Civil y Comercial y art. 1067

    del anterior Código Civil), aquél que diera origen a este proceso constituyó, en el mismo instante en que se produjo, la obligación jurídica de repararlo.

    En consecuencia, de acuerdo al sistema de derecho transitorio contenido en el art. 7° del nuevo Código y como ya se ha resuelto en reiteradas oportunidades (v. entre otros, autos: “D. A. y otros c/ C.M.L.C.S. y otros s/daños y perjuicios - resp. prof. médicos y aux.” del 6-8-2015), la relación jurídica que origina esta demanda, al haberse consumado antes del Fecha de firma: 09/08/2022

    Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.F.M., JUEZA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B

    advenimiento del actual Código Civil y Comercial (esto es, con fecha 14/05/08),

    debe ser juzgada –en sus elementos constitutivos y con excepción de sus consecuencias no agotadas- de acuerdo al sistema del anterior Código Civil (decreto-ley 17.711) interpretado, claro está, a la luz de la Constitución Nacional y de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos ratificados por nuestro país porque así lo impone una correcta hermenéutica y respeto a la supremacía constitucional.

    V.P. a examinar los agravios expresados, en la inteligencia que en su estudio y análisis corresponde seguir el rumbo de la Corte Federal y de la doctrina interpretativa. En tal sentido, ante la inconsistencia de numerosos capítulos de la expresión de agravios, conviene recordar que los jueces no estamos obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (ver CSJN: 258:304; 262:222; 265:301;

    272:225; F.Y., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación,

    Comentado, Anotado y Concordado, T° I, pág. 825; F.A., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Comentado y Anotado, T 1, pág. 620).

    Asimismo, tampoco es obligación de los juzgadores ponderar todas las pruebas agregadas, sino únicamente las que estimen apropiadas para resolver el conflicto (art. 386, in fine, del ritual; CSJN: 274:113; 280:3201; 144:611).

    Es en este marco, pues, que ahondaremos en la cuestión de fondo del caso sub examine.

  5. No encontrándose discutida la responsabilidad objeto de las presentes actuaciones, analizaré en primer término los agravios vertidos por ambas partes en relación a la procedencia y a la cuantía otorgada en la instancia de grado para las distintas partidas indemnizatorias, para luego centrarme en las criticas esbozadas respecto de los intereses.

  6. Agravios de la parte demandada y la citada en garantía respecto de la indemnización:

    Sobre este punto, debo decir que los agravios vertidos por las referidas recurrentes, no cumplen con los requisitos de admisibilidad del recurso que determina el artículo 265 del CPCCN, en cuanto a que no resultan una crítica razonada y concreta del fallo recurrido, sino que se trata de una queja genérica respecto de lo resuelto por el a quo en donde únicamente se hace referencia a dos partidas indemnizatorias “a modo de ejemplo” y se limitan a cuestionar que la experticia fue impugnada oportunamente y soslayada por el a quo (circunstancia que tampoco se corrobora en las presentes; v. f. 428).

    Fecha de firma: 09/08/2022

    Firmado por: C.R.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: L.F.M., JUEZA DE CAMARA

    Por dichas consideraciones, advirtiendo que las quejosas han condicionado la fundamentación de su recurso a formular consideraciones que,

    por imprecisas, pecan de inconsistentes y no configuran una crítica concreta y razonada de los fundamentos brindados en la sentencia de grado, de acuerdo con lo dispuesto en el art. 266 del Código Procesal, propiciaré al Acuerdo declarar desierto el recurso de apelación en este punto específico.

  7. Agravio del actor relativo a la decisión, por parte del Juez de grado, de subsumir la incapacidad psicológica dentro del daño moral:

    El Juez de la instancia de grado otorgó al actor la suma global de $200.000 en concepto de daño moral comprensiva del daño psicológico reclamado y acreditado.

    Como fuera adelantado, la parte actora criticó lo decidido respecto de este acápite. Esbozó que “el daño moral y el daño psíquico producen la afectación de la integridad personal; no obstante, actúan sobre dimensiones distintas: el primero sobre la base de la ética o moral y el segundo sobre la estabilidad psicológica”. En virtud de ello, solicitó que “se admita el daño psicológico por separado del daño moral como rubros indemnizables a raíz del siniestro de autos del cual fue víctima”.

    Vengo sosteniendo reiteradamente que "la guerra de las etiquetas" o debate acerca de la denominación que corresponde dar a tales o cuales daños, así como "la guerra de las autonomías" o debate sobre si estos daños integran la categoría de los morales o patrimoniales, o por el contrario, si tienen autonomía o forma de una categoría propia, distinta, es un quehacer que no afecta al fondo de la cuestión (cfr. M.I.J. “El daño fundado en la dimensión del hombre en su concreta realidad”, publicado en la Revista de Derecho Privado y Comunitario T 1, Daños a la Persona, págs. 9 a 39, Ed.

    Rubinzal Culzoni, Santa Fe 1992).

    En definitiva, si se cumple con el principio de reparación plena poco importa cómo se encuadre o rotule cada partida indemnizatoria.

    No obstante ello, debo decir que, en este caso, no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR