Cuánto más cobrarían en diciembre los jubilados sin el ajuste aplicado por el Gobierno

Las jubilaciones aumentarán un 12,11% a partir de diciembre y acumularán una suba, en 2021, de 52,67%

A partir del mes próximo el haber mínimo jubilatorio será de $29.062 y el máximo, a $195.557, por la aplicación del índice de movilidad que para ese mes es de 12,11% según se anunció días atrás. ¿De cuánto serían esas cifras si no hubiera existido el ajuste al gasto previsional que implicó la suspensión de la fórmula de movilidad en 2020? Si en 2021 se hubiera continuado dando los incrementos según la ley 27.426, aprobada durante el macrismo, entonces el ingreso básico del sistema general que gestiona la Anses sería desde el mes próximo de $29.722, en tanto que el más alto sería de $217.748. Es decir, diciembre y febrero próximos (en marzo deberá darse otra recomposición) los jubilados cobrarían entre $660 y $22.191 más cada mes.

Y si en 2020 hubiera seguido vigente el cálculo de la ley votada a fines de 2017 (que fue suspendido en 2020 y luego quedó derogado) y en 2021 las subas se hubieran guiado por la nueva fórmula de la ley 27.609 (tal como efectivamente ocurrió este año), el haber mínimo sería de $30.517 y el máximo, de $223.571; es decir, se percibiría mensualmente entre $1455 y $28.014 más en comparación con lo que en la práctica se cobrará.

Las cifras toman relevancia si se tiene en cuenta que la política previsional del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner es un tema que se debate en el ámbito judicial , a partir de las demandas hechas por jubilados que se ven perjudicados. Hasta ahora hubo varios fallos del interior del país que, con diferencias en la letra chica, cuestionaron el ajuste del año pasado y le ordenaron a la Anses recomponer los haberes de los demandantes, mientras que en la ciudad de Buenos Aires, dos de las tres salas de la Cámara Federal de la Seguridad Social resolvieron avalar lo hecho por el Presidente.

En diciembre de 2019, apenas asumido, el Gobierno envió al Congreso un proyecto de ley que incluyó la suspensión de la fórmula de movilidad que había regido en 2018 y 2019. Y a mediados de ese año prorrogó esa medida por decreto de necesidad y urgencia. Entonces, en lugar de otorgar aumentos definidos por el resultado de un cálculo preestablecido, se dieron subas discrecionales decididas por el Poder Ejecutivo.

El resultado fue que, en lugar del 42,1% que hubiera correspondido según la fórmula, se otorgó un aumento que -según el dato acumulado del año- varió entre el 24,3% (para el haber máximo) y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR